domingo, 18 de abril de 2010

LANCIA MORITURA EST (II)


Lancia no fue Numancia.

Ya lo decíamos el 14 de marzo de 2009:


In illo tempore, los ataques venían por el flanco sur-oeste. Los invasores eran, todavía, mensajeros de la ruina. Camuflados en una "progresía" de estos tiempos actuales, dispuesta a sacrificar todo lo que se ponga por delante. Una vía de los "nerones" de este siglo ventiuno. Un año y pico después de esta noticia, el avance del desastre por la autovía es un poco más visible. Pero , al parecer, insufucientemente preocupante a los ojos tirulatos de los sensibles...

Nunc (ahora) el ataque se descubre en el corazón de la "ciudad". Una "ciudad" sin ciudadanos. Una plaza inerte, desprotegida; sin vallas, sin almenas, sin vigías. Y sin aulas donde estudiar, donde enseñar, donde presumir. No andan descaminados los estrategas actuales, que parecen que no tienen neuronas. Están tramando un caballo troyano como regalo envenenado, para matar dulcemente a los que veneraron a todos los caballos de esta zona: los astures.

Y afuera, no hay ciudadanos. El pueblo es pobre. Y los paisanos más. Y no los hay alrededor. Son sólo peregrinos los que pasan. Y no los hay en la sede de la séptima legión, donde no son capaces de abarcar sus propios cuarteles. Y no hay ciudadanos en la capital de una "provincia" ficticia y falsa que nos han dado algunos emperadores.

La ruina es inminente. Y ni siquiera es ruina de los montes, que nos deje los dedos salpicados del dorado metal de la memoria.


Lancia moritura est (II)

###


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES