sábado, 14 de marzo de 2009

LANCIA, MORITURA EST


Los ladrones practicaron un agujero en un área de Lancia que podría esconder una necrópolis.

Aparecen restos arqueológicos en pleno trazado de la autovía León-Valladolid.

La empresa Stratos, encargada de las catas, ha denunciado a la Guardia Civil intentos de expolio.

14/03/2009 E. Gancedo (Diario de León)


Pero, ¿a qué viene ahora esa cara de sorpresa? Todo eso, ¡y más!, ya se sabía. Y se debería haber tenido en cuenta. Primero: para no hacer pasar la autovía por ese tramo, a los pies de Lancia. Segundo: para poner los medios necesarios a fin de minimizar los efectos devastadores y de potenciar trabajos arqueológicos, previos o paralelos, que debieran existir. O tercero, más acá, -como es ahora mismo - establecer medios de seguridad y vigilancia contra los expolios. Y cuarto... Y quinto...

En las obras de la Autovía León-Valladolid, el caso de Lancia es el más grave, y afectarán el área al pie del cerro en que se enclava la zona arqueológica, entre la actual carretera nacional 601 y el mismo cerro, lugar en el que se sitúan hallazgos de dos tipos: epigrafía funeraria, posiblemente relacionada con la necrópolis situada al borde la vía romana que, según ciertos estudios, discurriría al pie del cerro, y áreas de vertido con abundante información sobre aquella población. El informe que el Ministerio de Fomento envió a la Junta acerca de los trabajos previos al trazado desvelaba que se verían afectados por la obra «varios yacimientos, entre ellos el de Lancia», por lo que los arqueólogos leoneses han lamentado que el ministerio se decantara, finalmente, por este trazado.

Pero, lamentablemente, hay varios otros tramos más: valiosos, menospreciados, y dispuestos a ser sacrificados... ¡Ya lo veremos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES