sábado, 22 de febrero de 2020

Noli me tangere

¿A QUÉ BALIZA HACEMOS CASO?


"NOLI ME TANGERE"

NO ME TOQUES,
NO ME DETENGAS,
NO ME RETENGAS...




TÓCAME, 
DEBES TOCARME,
TÓCAME EL CORAZÓN,
TÓCAME, TÓCAME, TÓCAME...

*

¡TOCAR, O NO TOCAR! 
SER O NO SER.

¡ESA ES LA CUESTIÓN!

*****

LAS AYUDAS PARA LOS QUE SE LAS "TRABAJAN"...

No hay descripción de la foto disponible.

LAS AYUDAS PARA LOS QUE SE LAS "TRABAJAN"...
***
Hay en este anuncio del ILC (INSTITUTO LEONÉS DE CULTURA) y de la DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE LEÓN, algunas cosas muy esperanzadoras. Si se cumplen de verdad sus intenciones.
1.- Nos gusta eso de "unificar criterios"; pero ahora falta saber cómo.
2.- Nos gusta más lo de SIMPLIFICAR LOS TRÁMITES BUROCRÁTICOS. La burocracia que la resuelvan ellos. Los agentes populares y culturales a lo nuestro.
3.- Suena bien eso de que "vuelven las pedanías"; es decir: los CONCEJOS. La verdad es que ellos nunca se han ido; nos los habían echado de un plumazo en no sabemos qué boletín oficial hace unos años. Pero siguen: plenos de competencia. La competencia de hacer las cosas bien.
Mas, esperamos que puedan volver a tener sus derechos de asistencia en todos los ámbitos: bienes inmuebles, muebles, arquitectura tradicional... y también en la "arquitectura espiritual": tradiciones, teatros, filandones, romances, poesías... todo ello POPULAR. Porque la cultura es POPULAR o no es CULTURA.
4.- Suena bien eso de elevar las ayudas: en número, y sobre todo en IMPORTE. Mientras más monedas, más - y mejor - "SONARÁ". Claro que sí.
5.-Especialmente nos pinta muy bien esa "partitura" (papel pautado con música) que dice que hay "una importante partida, de 150.000 euros, "para festivales o proyectos culturales de ESPECIAL RELEVANCIA por su SINGULARIDAD, su INFLUENCIA SUPRAMUNICIPAL, su TRAYECTORIA, y su capacidad de congregar espectadores..."
Desde San Miguel de Escalada, su Junta Vecinal (CONCEJO DE VAL DE SAN MIGUEL Y VALDABASTA), desde La Asociación Cultural Cívitas Lancia, y toda la Organización de los ENCUENTROS POÉTICOS EN SAN MIGUEL DE ESCALADA, creemos firmemente que cumplimos sobradamente con todas esas características que hemos marcado en mayúsculas. (Ya nos gustaría cumplir también con eso de "capacidad de congregar espectadores", pero nos tememos que eso es un imponderable general, aquí y acullá...)
Tenemos muchas ganas de sentarnos a "LA MESA POR LOS PUEBLOS DE LEÓN". No sólo para recibir lo que creemos merecido. También, y sobre todo, para compartir y repartir. Para ofrecer lo "MUCHO poco" que tenemos, y lo "poco MUCHO" que nos desborda.
Y para ponerlo en buenas manos.

LEÓN, 22 DE FEBRERO DE 2020

© Encuentros Poéticos en San Miguel de Escalada

jueves, 20 de febrero de 2020

Miguel Escanciano in memoriam

Resultado de imagen de miguel escanciano, poemas


... Una plácida lluvia de sal o de mar
cae serena de los cabellos a los hombros
hacia el florido musgo de su pecho,
y dibuja un paisaje de salinas sobre tan bruñido cuerpo.
Ante aquel perfecto recorrido
rasgó el cielo en solitario vuelo la gaviota.

(Miguel Escanciano, 'Hylas',
 1988 accésit en el Premio Seráfico de Poesía de Elda (Alicante).)          
      
***


A los 25 años, ¡¡¡Honor a los primeros!!!

La imagen puede contener: 1 persona, de pie e interior

AÑO 2008
El jueves pasado, 23 de octubre, murió Amado Cancelo García. Amado era mi amigo. Lo es. Amado era un hombre sencillo, nacido hace 84 años en San Miguel de Escalada. Estar enamorado de su Monasterio mozárabe es fácil. Casi necesario. Pero Amado además estaba enamorado de su pueblo, y de su comarca. Y en ello echó su empeño por largos años, investigando, estudiando y divulgando. Había publicado hace unos años un estudio exhaustivo sobre el Concejo de Val de San Miguel de Escalada, y hace unos días tan sólo otro más sobre la reconstrucción histórica de las dos iglesias de Escalada y de su Abadía. Este último trabajo no lo ha podido tener en sus manos, terminado y guapo. El mismo jueves le iban a llevar los libros desde la imprenta; pero él ya no estaba.
Yo, seis días antes de su muerte, había convencido a Amado para presentar su libro, apropiadamente (y merecídamente para él). Amado, en su modestia, se hacía el remolón. Sólo quería dejar su obra terminada, porque así se lo había prometido a su esposa, muerta en febrero de este año; y entregarla a la Asociación Priorato de Escalada. Así será. Pero yo también quiero que esa presentación se haga, pasado un tiempo de luto, necesario. Con todo el boato merecido.
Amado coincidía conmigo, ( Mejor dicho: yo coincido con Amado) en asegurar que lo importante de la historia es la divulgación. En el sentido más común y popular: "poner a disposición del vulgo". Sin teorías ni exposiciones rimbombantes.
A modo de invitación a todos, y de homenaje a Amado y a nuestro Priorato, voy a contar algo curioso, histórico, y simbólico, sobre las colmenas del Priorato. También a modo de alegato de defensa ecologista de unas moscas laboriosas, escasas en estos tiempos, y amenazadas.

PRIORATO
Una tarde de mayo del pasado año visité, una vez más, el Monasterio solitario. Cada vez que voy a verlo, como un enamorado, me guarda una sorpresa. Fuí temprano, en las horas templadas de la siesta, y estaba cerrado todavía. Dí un paseo alrededor, llevando en mis manos la cámara de fotos, como casi siempre. Las ruinas excavadas de la parte exterior del norte están más aruinadas, castigadas por la crudeza del invierno, a la intemperie. Y me apené. Al desembocar en los lomos de los tres ábides mozárabes, al saliente, oí un zumbido que colgaba del alero del tejado. Dos zumbidos: uno en la esquina norte, y otro en el rincón del sur, donde el cielo deshacía el azul con los rayos jalde del sol, que calentaba a intervalos entre las nubes blancas y grises, y picantes. Miré, asustado y temeroso. Pero me tranquilicé pronto. En los dos ángulos del tejado había dos enjambres de abejas, revoloteando. Disparé varias fotos, y, aunque de calidad y precisión escasas, las dejo como prueba, en mi reportaje.
Lo de las colmenas del Priorato no es tan curioso para Amado Cancelo, que nos cuenta en su libro "EL CONCEJO DE VAL DE SAN MIGUEL DE ESCALADA, un pueblo en el olvido y un Monasterio para el silencio", lo siguiente:

LAS COLMENAS DEL PRIORATO
En el edificio del Priorato, situado en el borde de la ribera, también hubo colmenas desde siempre, con abejas que anidaban bajo el tejadillo del pórtico, casi hasta nuestros días.
(Yo le quito hoy el "casi"). El número de colmenas que fueron registradas en los libros de fábrica ha sido, cuando más, cinco. (En el año 1688 el convento de Trianos eludía su responsabilidad de reparar la iglesia y claustro, argumentando que "en su torre y en el dicho claustro hay mucha cantidad de colmenas, que producen muy razonable esquilmo, que aplicado a la iglesia tendría para el gasto de la cera, y mucho más", según BRAH.t/32,doc.133)…
Algunos años estas colmenas llegaron a ser milagrosas, no por hechos sobrenaturales, sino porque proporcionaban recursos económicos en una situación de pura necesidad, pues los priores que las cuidaban no destinaban la miel a endulzar sus desayunos, sino que la vendían para sacar algunos reales, y con ellos reparar la iglesia, retejar, blanquear y otros trabajos de mantenimiento del edificio.
Así consta en las cuentas registradas en los libros de fábrica que llevaban los mayordomos, y donde podemos ver que, por concepto de miel y cera, ingresan en el año 1796 la cantidad de 153 reales, y en el año 1846: de miel, 144 reales; y de cera, 35 reales. Por supuesto, todos los años intermedios hay ingresos de las colmenas.
Los priores sabían muy bien el refrán que dice: "a quien destruye una colmena, Dios le condena"; lo que nos viene a decir que a quien cultiva una colmena, Dios le premia. Y a ellos los premió, dándoles algunos recursos para que no cayesen al suelo tejado y colmenas.
Alrededor de la colmenas en Val de San Miguel se han escrito otros curiosos ejemplos de trato y de espiritualidad, como el registrado en el testamento de José Campos, marido de Isabel Burón, y que es el siguiente: "Cierto día del año 1785, José guardaba el ganado de Manuel Ordás y de la tía Pascuala,en el pago de Val de Rodezno; y en uno de los árboles o matorrales encontró una colmena, que entregó a Pedro Gutiérrez bajo dos condiciones: Habrían de repartirse el producto en partes iguales, y Pedro tendría que poner una vela a San Antonio. Fue testigo de este trato el zagal de José, Isidro Robles".
Y de mozos golosos catando colmenas en el pórtico del Priorato, se podrían relatar graciosos hechos acaecidos no hace muchos años… La importancia de las colmenas está en que sirvieron al sostenimiento de los edificios y fueron, por tanto, una primicia de los priores, y muy bien administrada por los mayordomos.
(Hasta aquí la cita literal del texto de Amado Cancelo)

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie, cielo, árbol y exterior
***
Como bien dice Amado, en el término de San Miguel de Escalada y la comarca, existen topónimos, sobre todo en las cuestas y en el monte, que aluden a los enjambres y a las colmenas: camino de Arneros, cuetos de Malamiel y El Truébano. Río Esla abajo, muy cerca de Mansilla de las Mulas existe un pago que se conoce por el nombre de El Corcho. Hay dos significados, muy entrelazados, en el léxico leonés para la palabra corcho: "una fuente donde se coloca un tronco de roble, (o de otro árbol), hueco, metido hasta una profundidad de metro y medio con objeto de que no se desmoronen las paredes del pozo, y para guardar así el agua limpia y corriente. Tiene esta palabra una raiz mozárabe y latina: cortex-corticis, corteza. Aunque colmena no parece derivar de cortex, corcho, (ya que más bien emparenta con cepo o colmeno), también es verdad que las colmenas eran, en muchos sítios de León, cepos, troncos huecos de roble, y eran idénticos a los que se colocaban en estas fuentes de monte, que se llaman "corchos"…
Cuando se abrío la iglesia mozárabe, ayer por la tarde, entré a ver ese bosque de mármoles, que nunca tengo admirado de sobra. Y a ver cómo resbala en la pared del templo que da al norte un hilo de miel, que viene del techo, y de más allá: del tejado. Allí trabajan las abejas, este año. Y nos regalan su dulzor, en este florido mayo. Pero, ay, "los actuales dueños de Trianos" (La Junta de C. y L.), ya han amenazado con venir con la pistola de fumigar abejas, ¡pobres!, y así "solucionar" el tema…
Dejadnos las abejas, por Dios!!!. No las matéis, por San Miguel Arcangel!!! Siempre habrá un mayordomo, o un pastor, o un zagal… que sepa cultivarlas.

agf

No hay descripción de la foto disponible.
::::::
DEBE SER NOTICIA por Luis Grau Lobo
| Obituario | Amado Cancelo (1924-2008) |
Primer presidente de la asociación Priorato de Escalada, premio al Libro Leonés del año, defendió San Miguel sin descanso
Ha muerto un buen hombre, un hombre excepcional. Amado Cancelo, fallecido el pasado 23 de octubre, era una de esas cada vez más infrecuentes personas que se hacen querer de inmediato y cuya modestia era tan sólo equiparable a su cortesía y a sus buenas y desinteresadas intenciones.
Durante muchas décadas Amado ha sido un enamorado defensor de su tierra que, a diferencia de otros que dicen serlo y lo gritan a los cuatro vientos, lo demostraba con hechos a los que, después, atribuía un mérito escaso que, todos lo sabíamos, no era así. Fue presidente, el primero, de la asociación Priorato de Escalada, con la que promovió la recuperación moderna del monasterio de Escalada.
Él pensaba que no debía haber hecho falta tal vindicación, pero así estaban, y están, las cosas. Por ese motivo tuve ocasión de tratarlo durante más de diez años en los que me permitió (él decía que me estaba agradecido, pero hoy más que antes sé que soy yo quien tiene que agradecérselo) hablar del arte mozárabe bajo la bóveda de Escalada o escribir en la revista del Priorato, entre otras cosas.
Tuve el honor de que me permitiera tutearlo, cuando él creía que era yo quien le honraba con ello, después de insistirle mucho en que ambos nos encontraríamos más cómodos. Aunque con Amado siempre estaba uno cómodo, pues miraba de frente, el rostro franco y la mirada limpia, la sonrisa dispuesta, la palabra llana y cadenciosa, cabal.
Amado sacó la cara por San Miguel de Escalada una y mil veces sin necesitar titulares de periódico ni ver su nombre aireado en público. Amado, infatigable, jovial, se plantó en cuanta instancia tenía o no tenía que ver con la degradación intolerable de ese monumento principal para solicitar algo que no quería sino para todos, pero que pocos como él hicieron o hacen por obtener. Amado Cancelo fue premiado, sí (libro leonés del año a su estudio sobre el concejo), pero eso no le importaba mucho, incluso le daba algo de reparo decirlo, como si no supiéramos cuánto trabajo había detrás de ese libro, como si no supiéramos que los galardones son siempre injustos, aunque en esta ocasión fuera por escaso para tanto como había hecho. Sólo hace falta leer el sencillo y conmovedor prólogo que hizo a ese libro para saber cómo era Amado.
Vilipendiado monumento
Por eso, hoy cuando San Miguel de Escalada, ese rincón perfecto del alma leonesa que tanto amó, se dispone una vez más a ser vilipendiado por una absurda instalación de feria en un paraje pulcro que no se merece tan poco gusto, tanta saña; la categoría intachable y perseverante de personas como Amado se añora mucho más. Cuando ya no están de moda este tipo de individuos discretos, laboriosos, afables, el fallecimiento de un amigo como Amado, como el de una especie en peligro de extinción, debe ser noticia. Sea en su recuerdo.
(Luis Grau, Director del Museo de León)

***
Lo dicho:
 ¡¡¡HONOR A LOS PRIMEROS!!!
 - A "Amado I de Escalada"

y
 a los primeros pasos: 
 






lunes, 17 de febrero de 2020

SE LEVANTÓ, Y ANDÓ




SE LEVANTÓ, Y ANDÓ…

“Saben aquel que diu…
Era un sacristán que, por estar el cura con carraspera, tuvo que dar él el sermón desde el púlpito. El cura, que no confiaba para nada, se escondió, agazapado, a sus pies.  Tocaba el sermón de cuando Jesús resucito a Lázaro. Iba diciendo el sacristán: “Llevaba ya tres días muerto el amigo de Jesús, y vino a consolar a sus hermanas. Ellas le dijeron: “Coño, si hubieras estado aquí, no había muerto…” El cura le dio un pellizco al sacristán, para corregirle. Éste siguió con el sermón, como si nada. “ Bla, bla, bla… Se acercó Jesús a la tumba donde habían enterrado a Lázaro, y le  gritó: “Levantate, y anda”. Y se levantó Lázaro, y andó!...
Dio el cura otro pellizco en la entrepierna del sacristán, y le dijo, cabreado: “Anduvo, jodido!”. El sacristán se rascó la cabeza, pero al final remató: “Bueno, anduvo jodido; pero al final andó!!!”

Lo que ocurrió ayer en León:lo de la gran manifestación, en la capital, y en Ponferrada y Villablino, gustó a casi todos. Ahora andamos preocupados por los resultados, y por los resultados de los resultados. Los primeros (los del número de manifestantes) son llevaderos, y nos los tomaremos a chunga. Habrá para todos los gustos y colores,  guarismos e hipérboles.

Los segundos resultados son más conflictivos. Admitir que el motivo (y su life motiv) fue la reivindicación de la autonomía leonesa, no va a ser consenso de todos. Ni pacto.  Ya andan diciendo algunos expertos que fue un éxito rotundo de los sindicatos convocantes. Cosa pequeñísimamente cierta, pero no absoluta verdad. Además, ¿para qué queremos que los sindicatos acierten tan rotúndamente, si luego “si nos ven no se acuerdan”?.
Otros ya decían antes de la gran manifestación - y lo repiten después del jolgorio - que el mérito está en: a) para unos en el leonesismo, b) para otros en la leonesidad. (Se me traba un poco la lengua con estos verbos). Y ahí siguen discutiendo en los matices. Y seguirán, seguirán.  ¿Pero los ángeles tienen sexo?   Pero,¿los unos y los otros tienen seso? ¡Qué más da!

Vamos por los terceros resultados. Que son los que nos interesan. Vamos al escrutinio de esta primitiva de números, de sopa de letras, de siglas, de banderas y de jeroglíficos. A ver qué nos toca. Si algo nos puede tocar.
 Ahora toca diseñar, formar y conformar una “Mesa por León”. Y ya empezamos mal, cuando dicen los listos que no es lo mismo “Mesa por León” que “Pacto por León”; que mire usted lo chascoso que salió lo del Pacto de 1999, sólo mirando por dónde estamos hoy.
Por eso, quiá!... de Pacto nada; esta vez una Mesa. Y una mesa firme (donde se firmen cosas importantes). Y con patas. Las patas ahora las vamos a llamar “actores”, y van a ser tres (como las cuatro partes del mundo). Es decir: “actores económicos”, “actores políticos”, y por fin “agentes sociales”. Lo de agentes sociales es por no redundar en tanto teatro de actores, supongo. Todos los “patosos” citados se subdividen a su vez en: empresarios, trabajadores, emprendedores, autónomos;  en gobiernos (estos en taburete de tres sub-patas: central, autonómico y local/locales)…

Pero, me dirán ustedes que falta la pata de los “agentes sociales”. Pues, anda coño, es verdad. Me he liado un poco con la clase de geografía (eso de las partes del mundo). 
Y es que en esa pata deberíamos entrar los que vamos a pagar la mesa. Al final la mesa es para que nos sentemos en ella TODOS (Vamos a ver, quiero decir: como en el Congreso y en el Senado. Aunque no sé si es un buen ejemplo este que acabo de decir) .  Bueno, que nos sentemos a dialogar, a discutir, a pedir soluciones, a comer… y a tener para comer. No para dar de comer a algunas de las otras patas de la mesa.  “Me se entiende”,¿no?.

León es un país, una región, un reino… que tenemos jodido. 
Pero quizás llegue un día un Jesús, amigo, y diga:

“León, levántate y anda”.

Y digamos todos, felices:

                   ¡AL FINAL ANDÓ! 


AGF
17.02.2020

domingo, 16 de febrero de 2020

LEÓN, 16 DE FEBRERO DE 2020: ME VOY A LA MANIFA...



Resultado de imagen de león sólo
*
QUEREMOS A LEÓN SOLO
ANTES QUE VACÍO

** 
QUEREMOS A LEÓN SOLO
ANTES QUE VACÍO

*** 
QUEREMOS A LEÓN SOLO
ANTES QUE VACÍO

**** 
QUEREMOS A LEÓN SOLO
ANTES QUE VACÍO

*****

lunes, 10 de febrero de 2020

ROMANCE DE LA VIRGEN DE ESCALADA


CAMINA LA VIRGEN PURA
Romance de La Virgen de Escalada

Venía la Virgen pura
caminito de Escalada,
y en el medio del camino
la Virgen está parada.



De Nazaret a Belen

le llevó cuatro jornadas;

y el obispo de León
le impone ya ¡cuatro añadas!.

Está la Virgen bien muda,
pues tiene pura su alma;
y está pidiendo a sus hijos
que mantengamos la calma.

Calma y paciencia tenemos;
educación hemos tenido.
Pero en esta tierra hay Herodes
que nos han ¡mucho! ofendido.

Venía la Virgen bella
caminito de su casa;
pero le cierran la puerta
de su capilla, ¡qué guasa!.

La Virgen, porque es Virgen,
tiene una cara que brilla...
pero hay un ministro inmundo
que hasta rezando mancilla.

El Niño, como era Niño,
se enfada y se enrabieta;
la Virgen, porque es Virgen,
sigue calladina y quieta.

Los curas. como son curas,
hacen de su capa un sayo.
¡Maldita farsa la suya,
que nos miran de soslayo!

Ciegos ministros tenemos;
ciegos, y mudos también.
Ojalá que nuestra Virgen
¡haga que al fin obren bien!

(ROMANCE anónimo del siglo XXI)











viernes, 7 de febrero de 2020

TO WHOM IT MAY CONCERN


TO WHOM IT MAY CONCERN
A quién esto le pueda interesar.
A quién esto le concierne.
A quién le corresponde.

Son estas, tres traducciones posibles de una expresión en inglés, utilizada comúnmente.
Vayamos por tripas, como diría Jack:

1.- “¿A quién interesa Escalada?”
Si no interesa a los de casa, apaga y vámonos. Pero creo sinceramente que al pueblo le interesa, aunque un poco a su manera. Le ha interesado históricamente, tradicionalmente, pues siempre ha estado unido al Monasterio: a su lado, y a su servicio. En las duras y en las maduras.
Nos interesa a muchos amantes de este lugar mágico y de este bello templo. Les interesa, y así lo llevan demostrando años y años: unos 25, otros más incluso; algunos 10 (con acciones muy concretas y hermosas). Unos echándole valor; otros poniendo ganas; y otros estando ahí, con su ánimo y su aplauso.
Pero, en este tiempo actual debería interesar más, - y mejor – a algunos “emprendedores”, que los hay; y que los necesitamos.  Emprender es ponerse a hacer una cosa de cierta importancia o envergadura; sobre todo cuando esa cosa exige esfuerzo y trabajo especial.  Pero a mí me gusta más repasar los significados profundos de un sinónimo en latín: “suscipere”:
-         recibir lo que cae, impedir que algo se venga abajo, apuntalar algo que amenaza caerse, sostener, recoger, emprender, encargarse de, tomar sobre sí, dar acogida a alguien.
-         Y una cosa más - en imperativo - para rematar: acoge, escucha, haz caso. “ Suscipe deprecationem nostram” = Escucha nuestro ruego insistente.
-          
2.- ¿A quién le concierne todo esto?
Sin duda a todos (amigos y extraños). Pero concierne a quienes más responsabilidades tienen delegadas por el común, que son las distintas Instituciones públicas que nos deberían atender, cada una desde su competencia.
Ellas son las mayores responsables de oír los ruegos “insistentes y machacones”, para poner en marcha tantas sugerencias, tantos proyectos y tantos planes presentados; que se han quedado demasiadas veces en la estacada, por su inacción. 

Porque - repito una vez más - “emprendedores entusiastas”, haberlos haylos.

(Sólo voy a citar un ejemplo de hace unos días escasos: una joven del pueblo, implicada en la historia, en el arte, y en la tradición de su pueblo – y “suficientemente preparada” – se ha remangado, y se ha convertido en espontanea guía turística para un grupo de estudiantes eslovenos, en su reciente visita a nuestro admirado Monasterio. Díganme si no está haciendo bien eso de ¡sostener, de tomar sobre sí, de dar acogida amistosa a alguien que nos visita y que nos quiere conocer!).

3.- ¿A quién le corresponde todo esto?
a) Al Ministerio de Cultura.
b) A la Junta de Castilla y León, Consejería de Cultura, Patrimonio y Turismo.
c) Al Obispado de León, y al Priorato de Escalada.

Si comenzando por los últimos, y subiendo, descubrimos que no cumplen con su obligación en sus competencias delegadas o concedidas, (o dejadas de la mano de dios), subamos en la escalera de las responsabilidades, y exijamos con premura una solución definitiva. Los paños calientes no nos sirven. Se han enfriado con el paso de los años, cuajados de inacciones. Y de miradas para otro lado.


jueves, 6 de febrero de 2020

HOMENAJE A RUBÉN DARÍO

COSAS DEL CID


Notas: 1.- Jules A. Barbey fue un escritor y periodista francés (1808-1889), con gran influencia en su época y en la siguiente generación. Sin duda Rubén Darío lo conoció y lo leyó.
2.- Muy cerca de donde ahora está el monolito en honor de Rubén Darío, en el parque del Cid, se guardan los pasos de Rodrigo Díaz de Vivar, las pisadas de Babieca, el lastimoso hedor de los leprosos en aquella época leonesa, y también la belleza de la niña y la joven mujer de esta historia, en el poema de Rubén Darío. No en vano en una casona de este barrio "romántico" vivió Doña Jimena, esposa del Cid; y de su mansión salió hacia la Basílica de San Isidoro a misa de parida, según cuentan las crónicas...

***
León, España, 06.02.2020:
En homenaje al poeta universal en el día del 104 aniversario de su muerte.
*** 
COSAS DEL CID
A Francisco A. de Icaza

Cuenta Barbey, en versos que valen bien su prosa,
una hazaña del Cid, fresca como una rosa,
pura como una perla. No se oyen en la hazaña
resonar en el viento las trompetas de España,
ni el azorado moro las tiendas abandona
al ver al sol el alma de acero de Tizona.
Babieca, descansando del huracán guerrero,
tranquilo pace, mientras el bravo caballero
sale a gozar del aire de la estación florida.
Ríe la Primavera, y el vuelo de la vida
abre lirios y sueños en el jardín del mundo.
Rodrigo de Vivar pasa, meditabundo
por una senda en donde, bajo el sol glorioso,
tendiéndole la mano, le detiene un leproso.
Frente a frente, el soberbio príncipe del estrago
y la victoria, joven, bello como Santiago,
y el horror animado, la viviente carroña
que infecta los suburbios de hedor y de ponzoña.
Y al Cid tiende la mano el siniestro mendigo,
y su escarcela busca y no encuentra Rodrigo.
-“!Oh Cid, una limosna”, dice el precito.
-“Hermano,
!te ofrezco la desnuda limosna de mi mano”,
dice el Cid; y quitando su férreo guante, extiende
la diestra al miserable, que llora y que comprende.
*
Tal es el sucedido que el condestable escancia
con un vino precioso en su copa de Francia.
Yo agregaré este sorbo de licor castellano:
*
Cuando su guantalete hubo vuelto a la mano
el Cid, siguió su rumbo por la primaveral
senda. Un pájaro daba su nota de cristal
en un árbol. El cielo profundo desléía
un perfume de gracia en la gloria del día.
Las ermitas lanzaban en el aire sonoro
su melodiosa lluvia de tórtolas de oro;
el alma de las flores iba por los caminos
a unirse a la piadosa voz de los peregrinos,
y el gran Rodrigo Díaz de Vivar, satisfecho,
iba cual si llevase una estrella en el pecho.
Cuando de la campiña, aromada de esencia
sutil, salió una niña vestida de inocencia:
una niña que fuera una mujer, de franca
y angélica pupila, y muy dulce y muy blanca.
Una niña que fuera un hada, o que surgiera
encarnación de la divina Primavera.
Y fue al Cid y le dijo: “Alma de amor y fuego
por Jimena y por Dios un regalo te entrego,
esta rosa naciente y este fresco laurel”
Y el Cid, sobre su yelmo las frescas hojas siente,
en su guante de hierro hay una flor naciente
y en lo íntimo del alma como un dulzor de miel.

(De “Prosas profanas”,

de RUBÉN DARÍO)



*****




***

miércoles, 5 de febrero de 2020

El Éxodo a "lo vaciado"


El Éxodo a "lo vaciado"

He leído en El Confidencial un estudio interesante sobre los nuevos éxodos urbanos en el siglo XXI. Me interesa, en concreto, este gráfico (que les he "robado", sin ánimo de lucro...) 


       
     ... mostrando un trasiego necesario de las grandes ciudades a las pequeñas, 
y sobre todo a los pueblos, centrándome en León.

Es necesario este nuevo éxodo, que dé la vuelta al calcetín que nos hemos puesto desde hace más de medio siglo (que nos han obligado a poner, digo).
Pero, ¿volver, para qué? Y ¿a dónde?
Volver al vacío es suicida. El suicidio es ponerse al lado de un abismo. O al menos es de insensatos pensar que desde los bordes de un vacío se pueden admirar bellos paisajes y horizontes de esperanza. El vacío suele atraer traidoramente, y casi siempre produce mareos incontrolables que acaban en la tragedia. Volver al vacío es terminar cayendo. Por muy hermoso y bucólico que se nos pinte.

Habría una solución: llenar de nuevo el vacío, antes de asomarse. Pero con todas las cosas fundamentales que siempre hubo, antes de ser "vaciado".
He dicho "cosas", y me corrijo: ¡con todos los "valores" que siempre hubo!...
Tenemos que llenar de valores antiguos lo que nos han vaciado. Iba a decir "valores viejos"... y, coño, lo digo: los valores viejos de nuestros antepasados, lejanos y cercanos; que pueden ser: armonía con la naturaleza, no ser esclavos del tiempo (horario), bonhomía, solidaridad, facendera, religiosidad sencilla, aceptación de la vejez (reconocimiento de la plenitud, en su lentitud...), valorar la sabiduría que nos trae la experiencia. En definitva: ser profundamente hombre. Ni siquiera ciudadano; y mucho menos urbanita.

El "éxito" (es decir, la salida) de esta sociedad aniquilante y aniquiladora, está en un NUEVO ÉXODO, que nos devuelva a nuestra primigenia "tierra merecida". El Egipto sufrido no ha merecido la pena.

© agf



 *****

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES