domingo, 11 de enero de 2015

mangarrián



La "gramática parda" de mi abuelo:
Se entiende por "gramática parda" aquel saber popular profundo que no precisa de "oficiales conocimientos". Muchos antepasados nuestros salieron adelante con las "cuatro reglas". Hasta incluso, ni salieron de la escuela, pues nunca fueron a ella. Pero salieron a flote en la vida, entre otras cosas porque eran generosos.
Mi abuelo paterno era generoso. Y se llamaba Generoso. Era noble, espléndido, abundante, desprendido, magnánimo... como el vino que , de bueno, lleva ese apellido...
Era generoso hasta para insultarnos, cariñosamente. Porque a veces los improperios nos los teníamos ganados a pulso. Por ejemplo: ¿Quien, de niño, no era holgazán? ... E incluso lo sigue siendo, de mayor. Pues, Generoso nos aplicaba con una regla de palabra su "gramática parda" y nos llamaba "¡mangarrián!", "¡mangarrianes!". Nadie se lo había enseñado en academias; pero él "sabía latín". Y leonés, ya os digo!!! "Mangarrian" procede del verbo leonés "manganiare", que significa holgazanear. Creo que de ahí vienen los actuales "mangantes", aunque ahora son más estúpidos y mucho más peligrosos...
Gracias, abuelo. Por tu gramática parda generosa.
¡¡¡Joer, lo que es la vida: ahora soy yo abuelo, y un poco "mangarrián" (de los primeros... inocentes).
#

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES