lunes, 6 de octubre de 2014

CLAMURAS

foto de Pablo Testera, en una actual exposición en el MEPL, Mansilla de las Mulas

¡¡¡CLAMURAS!!!

¿Creéis que los animales tienen sentimientos? Por ejemplo, las vacas... Yo sí lo creo. 
Ayer me lo demostraron, a coro, todas las vacas de una ganadería en Valdabasta.
Hay en Valdabasta un joven granjero que tiene un buen puñado de vacas en su cuadra moderna. Pero casi todas están como prisioneras en una cárcel con barrotes.
Excepto los terneros recién nacidos que están en su "guardería" de paja, en los rincones más calientes. Y excepto las novillas sobresalientes, que a menudo son trasladadas temporalmente a un corral al aire libre, en las afueras del pueblo, en el oeste, como si fuera un rancho del Oeste.  Su estancia allí es como un premio. 

Ayer andaba el joven ganadero, con la ayuda de su peón, en la faena de llevarse del ronzal a una novilla. Pero ésta no estaba muy dispuesta por la labor. Reculaba a menudo, daba saltos peligrosos; y sobretodo bramaba con una tremenda angustia, que llegó a contagiar a la cuadra entera. 
Las vacas viejas, las maduras, las otras novillas; y hasta los ternerillos estaban en un gran alboroto de alerta y de temor. Y respondían, en un coro, a los bramidos de la novilla. Era como un grito de dolor, como un clamor exagerado de protesta. 

El joven ganadero llamó a aquella sinfonía "CLAMURAS"... Una palabra que yo hacía muchos años que no oía. Y que describe exactamente un sentimiento. 

CLAMURA viene de clamar. Habitualmente se usa en plural (CLAMURAS), y procede del latín, clamor-clamoris. Las "clamuras" son gritos exagerados que algunas personas lanzan en momentos de dolor. En este caso lo eran de algunos (muchos) animales a la vez. Expresando sus sentimientos, de temor y de protesta.

Recuerdo que en leonés hay varias palabras que toman ese final en URA, para expresar siempre un grado de exageración en su significado. Por ejemplo:
FRIURA: derivado de frio, pero que con este femenino  declara una frialdad, una temperatura baja exagerada.
CALENTURA: con el mismo tono de exageración, gran fiebre, temperatura alta. También recibe este nombre la erupción den los lábios por la fiebre.
BLANDURA: Derivado de blando, y este de blandus, en latín: molicie, flojedad... También con un sentido de cierta exageración, referido al tiempo de lluvia; por oposición al tiempo seco, de heladas, al que se le llama "gafura".
GAFURA: tiempo de frios intensos y muy secos, que pone "gafa" a la tierra; es decir: áspera y dura en extremo.

Bonita lección, por parte de un hombre del campo, ¿no os parece? ¡¡¡Y de unas vacas, con sentimientos!!! 
###

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES