miércoles, 7 de octubre de 2015

¿PARA QUÉ QUIERO YO UN SEGURO DE AUTOMÓVIL?

MAÑANA, DÍA 8 DE OCTUBRE DE 2015...

MAÑANA TENGO QUE ASISTIR A UN 

JUICIO VERBAL
...

¿Recuerdan ustedes el peregrino caso?
Pues, llega a los tribunales. 

¡¡¡Esto es de traca!!!



Después de 7 meses (SIETE), se me está agotando la paciencia con mi compañía de seguros (DIRECT SEGUROS, para ser claros...)
Repito aquí mi relación de los hechos del fecha 16 de mayo de 2014, pues nadie de mi compañía de seguros ha movido un dedo en mi defensa... y mi coche sigue sin ser reparado de este lamentable siniestro. 
Voy a tomar las medidas necesarias. Comenzando por denunciar públicamente esta "irresponsabilidad"...  

DE COMO LAS TRIQUIÑUELAS DE LA "INJUSTICIA"  PUEDEN LLEVAR A LA EXACERBACIÓN DE LOS HOMBRES DE BIEN HASTA DESCONFIAR EN LA JUSTICIA  Y DE LOS SISTEMAS. (O: ¿PARA QUÉ QUIERO YO UN SEGURO DE AUTOMÓVIL?) ...  INSEGURIDAD CIUDADANA.  

Parto de recordar que "triquiñuela" es un modo de argucia o una sutileza que se basa en argumentos falsos, que nos camuflan los sistemas en la letra pequeña de los contratos de adhesión, ( o peor dicho: de imposición).
Comienzo por decir que soy propietario de un coche; y por ello estoy obligado a mantener un contrato de seguro. Y cumplo con mi obligación, pagando una cuota anual por una póliza, actualmente de TODO RIESGO CON FRANQUICIAS... y bla, bla, bla.  Afortunadamente, y gracias a mi precaución, llevo varios años con ese seguro, inmaculado de partes de siniestros, lo que supone que mi Compañía de Seguros se está limitando a INGRESAR por mis pagos, sin prestarme ningún servicio, ni hacer ningún  DESEMBOLSO por mi, o por mi causa...

 El día 2 del pasado mes de abril tenía sucio mi coche, y decidí pasar por el tunel de lavado automático de la estación de servicio, cercana al Campus de la Universidad de León, Gasolineras PECAFER, S.L.. Eran las 17.15 horas, y había dado tarde libre a mi NOTARIO DE CABECERA y a mi  REPORTERO DE CÁMARA DE VÍDEO Y FOTÓGRAFO particular, que habitualmente me acompañan hasta cuando voy a mear. (1)
Y aquí empezó mi cruz:
Según se ha reconocido en DECLARACIONES AMISTOSAS (COMO NO PODÍA SER DE OTRA MANERA, entre personas civilizadas y cargadas de sentido común y buen espíritu de ciudadanía), mi coche entró en el túnel de lavado, sano y entero (previa inspección ocular de los responsable del sistema de lavado automático),  Y AL PASAR LOS RODILLOS DE LAVADO SOBRE LA DEFENSA TRASERA DEL VEHÍCULO, SE ENGANCHARON, ARRANCÁNDOLA. Mi susto fue, como es lógico, NORMAL, al ver desde el coche cómo iba colgando la citada defensa. Toqué el claxon del coche, alarmando; detuvieron la máquina de lavado, y empujamos cuidadosamente el vehículo hasta la salida del túnel. Se reconocieron los hechos y se dispusieron todos los trámites de PARTES, AVISOS, Y RECONOCIMIENTOS DE RESPONSABILIDAD, por parte de la parte RESPONSABLE (valga la redundancia)... que conviene recordar: NO ERA YO, NI MI POBRE AUTOMÓVIL, que estaba con el culo al aire.


Ese mismo día yo AVISÉ reglamentariamente a mi Compañía de Seguros (DIRECT SEGUROS, para ser claros...), que presume de OFRECERME UN SERVICIO TAL, POR EL QUE SE ENCARGAN DE TODO DESDE LA PRIMERA LLAMADA, PARA QUE INCLUSO NO TENGA NI QUE PISAR EL TALLER, y bla, bla bla...  Y yo me lo creí...

Por otro lado, el causante del daño,¡¡¡y responsable!!!, DIO SU PARTE A SU COMPAÑÍA, ALLIANZ SEGUROS, que recogió su aviso en el expediente número 533740891. Y yo confié en el sistema que se tienen montado las dos compañías, COBRADORAS DE CUOTAS POR PÓLIZAS contratadas y pagadas por usuarios confiados; pero poco dispuestas a defender y proteger los derechos de los ASEGURADOS, como se puede comprobar.

Comenzó en los días siguientes un rosario de consultas; de visitas de peritos para sacar todo tipo de fotos de mi coche; a su culera rota, a sus entretelas, y hasta a sus documentos; de traslados de informes y de esperas por respuestas de la parte contraria... Para a fin recibir una  SORPRENDENTE DECISIÓN desde un despacho de la Compañía de la parte contraria, que resultó para mi una gran e incomprensible CONTRARIEDAD. Era algo así como que "DE LOS INFORMES PERICIALES DEL VEHÍCULO "SUPUESTAMENTE" (!!!) SINIESTRADO, LOS DAÑOS RECLAMADOS NO SON ATRIBUIBLES A LA ESTACIÓN DE SERVICIO Y AL FUNCIONAMIENTO DE SU SISTEMA DE LAVADO... Y todo esto, - repito - a la  vista de mi pobre e incomprendido coche.. y para más INRI, todo esto me lo traslada mi Compañia (X), que SUPUESTAMENTE ESTÁ PARA DEFENDERME.
*
(1)¡¡¡Qué lástima!!!... que había dado tarde libre a mi NOTARIO DE CABECERA y a mi  REPORTERO DE CÁMARA DE VÍDEO Y FOTÓGRAFO particular, que habitualmente me acompañan hasta cuando voy a mear...



Como necesito que mi coche sea arreglado, realicé algunos trámites con el taller, vecino a mi domicilio por comodidad. Se molestan en buscar la pieza o piezas necesarias para la reparación; las consiguen con diligencia; pero se paró todo PORQUE LAS COMPAÑÍAS NO SE RESPONSABILIZAN. Si el taller se pone manos a la obra HE DE SER YO QUIEN LES PAGUE LA FACTURA, y luego gestione lo demás. Es, desde su punto de vista, comprensible. Lo incomprensible es la POSTURA DE LAS DOS PARTES QUE TRAMITAN EL SINIESTRO DESDE SUS DESPACHOS, ACOSTUMBRADOS A ARGUCIAS, SUTILEZAS Y TRIQUIÑUELAS... 
Mi Compañía de Seguros (DIRECT SEGUROS, para ser claros...) me propone que lleve a reparar el coche, que cubrirá mi póliza de TODO RIESGO, pero pagando la parte de las FRANQUICIAS; y que seguirán con el expediente reclamación ante la otra compañía, (ALLIANZ SEGUROS), hasta alcanzar el resultado que determine un juez... Yo me niego a aceptar esa propuesta, pues ENTIENDO, con sentido común, que NO DEBO ASUMIR UNA RESPONSABILIDAD QUE NO TENGO, EN ABSOLUTO. Y que tampoco puedo aceptar este trato injusto a todas luces. Mi coche, aunque con la culera un poco rota y encañada,  me ha dado permiso para ello, pues entretanto me lleva y me trae. ¿Qué pasaría si hubiera quedado inservible, desde el día 2 de abril?...

No sé cómo, ni cuando, va a terminar este lastimoso EXPEDIENTE. Mientras tanto, comprendo la exacerbación que muestran (mostramos) los pacientes ciudadanos, irritados con razón... Y hasta comprendo las inaguantables salidas lastimosas, por reacciones incontrolables.  SI HAY JUSTICIA  (hasta en las situaciones más o menos inocuas, por menudas, como puede considerarse la actual); si hay JUSTICIA , digo, QUE VENGA DIOS Y LO VEA...
Ah!!!...  y voy a recuperar los servicios del NOTARIO DE CABECERA Y DEL FOTÓGRAFO PARTICULAR, para que vayan preparando las "pruebas del delito" para el JUEZ.  (A propósito: ¿Qué pinta un juez en este tipo de aplicación de JUSTICIA?  ¿No tendrá otros delitos más delictivos que juzgar?

         (Continuará, me temo...)

3 comentarios:

  1. ¡Ah! pero existe la palabra justicia en el diccionario?

    ResponderEliminar
  2. Ya se celebró el juicio verbal. Tengo una sensación triste, y agridulce: A) me hace falta mucha fe para creer en la justicia. La sentencia estará lista en unos días... B) Por la parte contraria, fueron citados el representante de la gasolinera y el empleado que atendió el servicio que provocó el accidente; pero no acudieron. La juez valoró verbalmente las posibles consecuencias de esta falta de asistencia. El perito de la parte contraria falseó los hechos en su informe, y reflejó un montón de de inexactitudes... Espero que sean valoradas también por la juez... C) Mi defensa, en manos de la abogada, fue un poco débil, aunque objetiva... D) Echo en falta que yo, como demandante, y único asistente al juicio, no fuera requerido a hablar. Hay cosas que no entiendo. Y me tuve que morder varias veces la lengua. Supongo que mi respeto final (y desde el principio de este lastimoso asunto) sea considerado JUSTAMENTE...

    ResponderEliminar
  3. HOY ME HA SIDO COMUNICADA LA SENTENCIA AL JUICIO VERBAL. Y LA JUSTICIA HA ESTIMADO MI DEMANDA,Y CONDENA A LA PARTE DEMANDADA AL PAGO DE LOS DAÑOS VALORADOS Y LAS COSTAS DEL JUICIO...



    CUARTO.- En apoyo de su pretensión el actor presenta un informe elaborado por Peritaciones Arce S.L. a instancias de Direct Seguros, que fue ratificado en el juicio por su autor, quien manifestó que los daños que presentaba podrían haber sido ocasionados en el túnel de lavado. El actor propuso el interrogatorio del legal representante de la demandada, que no asistió a la vista, y del empleado de la demandada, un tal Manuel, que atendió al demandante el día del siniestro y le proporcionó los datos de la póliza de seguros de la gasolinera (folio 9), pero la demandada no tuvo a bien facilitar su datos de identidad a fin de poder citarle a la vista. La demandada no propuso como prueba el interrogatorio del actor, privándonos así de conocer de primera mano el relato de lo acontecido, y aportó un informe pericial a tenor del cual los daños reclamados no se corresponden con el supuesto elemento causante (túnel de lavado), siendo en cualquier caso ajenos al estado de las instalaciones aseguradas. Cierto es que este informe pericial desvirtúa el informe aportado por el actor pero no lo es menos que la demandada, cuyo representante legal no asistió a la vista y no se sometió al interrogatorio y que no propuso el interrogatorio del actor ni facilitó los datos de identidad de su empleado, ha impedido que conozcamos todas las circunstancias concurrentes y como quiera que no podemos afirmar con rotundidad que los daños sufridos por el automóvil del actor no le pueden ser reprochados, procede estimar íntegramente la demanda.

    QUINTO.- Las costas se imponen a la demandada, conforme al artículo 394.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

    VISTOS los artículos citados y demás de general y concordante aplicación, pronuncio el siguiente

    F A L L O

    Estimo la demanda formulada por la Procuradora Sra xxxxx, en nombre y representación de DON XXXXXX frente a GASOLINERAS PECAFER S.L., y en su virtud, condeno a dicha demandada a que abone a la actora la cantidad de CUATROCIENTOS TREINTA Y SEIS EUROS CON CINCUENTA CÉNTIMOS, más el interés legal, con imposición de las costas a la demandada.

    Contra la presente resolución no cabe recurso alguno.

    Así por esta mi sentencia, definitivamente juzgando en primera instancia, lo pronuncio, mando y firmo.

    ResponderEliminar

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES