sábado, 10 de mayo de 2014

aceSaL: sabor a sal


La Seca es mi pueblo natal.
Donde están mis raíces...
Y sé que siempre me espera.



sabor a sal 

He de reconocer que estaba confundido.
Decía salitre y pensaba en el mar:
                    bofetadas de sal en el aire
que me tapan los poros
de los poros          de mi piel...  y la vuelven áspera.
Ayer tropezaron mis ojos
con una pared añeja
de siglos y de abandono.                    Y palpé
con las yemas de mis dedos 
la quieta humedad que dejaron en ella
las incansables arañas tejedoras
                       de inacabadas telarañas;
las "volatas" grises, somnolientas 
y acurrucadas en los "furacos" de la piedra; 
y los céfiros 
de la desidia olvidadiza.
Llevé a mi boca 
mis dedos, - como dos palitos chinos -,
cargados de una sustancia blanca,
                                                    cristalina;
y un sabor acre me trasladó hasta el mar.
Pero estaba en tierra adentro,
- supuestamente insípida -
en el corral del caserón abandonado,
debajo del corredor de la tía Adela.
                                      Quizás este rincón 
del pasado de los míos
fue mar un día.                 No lo sé.  
     Me sigue sabiendo a sal. 

(agf/10.05.2mil15) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES