martes, 24 de diciembre de 2013

mi fortuna

          
El 22, me ha tocado (casi)
la diosa Fortuna,
caprichosa.
Por cuatro números (escasos):
62246 era su nombre,
y el mio... casi...
Me quedé corto al elegir...
o me eligieron, corto,  el 62242...¡¡¡manda carallo!!!
¡¡¡qué rabia!!!
El día antes
me imaginaba la Ocasión...,
pero... ya se sabe: 
a la Ocasión la pintan calva,
es tan difícil de atrapar...
Y la fortuna se escurrió,
como una rueda que es... rodando, 
y patinando.

Al día siguiente
me tocó,
levemente, la Salud,
la diosa Higía,
que los griegos llaman casi sonando a risa...
Me está tocando la salud
casi con pinzas,
"higíenicamente", digo.
Y mira que bien quisiera que me masturbara,
de tocarme y tocarme...;
pero ni en eso siquiera me complacen las diosas,
caprichosas. 

En la NocheBuena
me tocó el Niño...
Vinieron 
Afrodita y Eros, hijos de Zeus, juntos... 
a tocarme la entretela que me pusieron 
en las entrañas los dioses del Olimpo
(de mi pequeño olimpo)...
Y me tocó el corazón
la sonrisa de un niño,
- de mi niño- , 
las yemas cariñosas 
de sus deditos tiernos,
- de mi niño-,
la risa arrebatadora  
de sus ojos y su boca.
... cuando me dijo ¡¡¡abuelo!!!

Yo escupí a la Fortuna,
pedí largos días a Higía,
acurruqué en mi corazón a Eros y a Afrodita;
y suspiré...
 "con este Cielo, no necesito Olimpo".

(agf/24.12.2mil13)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES