sábado, 24 de septiembre de 2011

La capilla de los Benavente

         

"Las Edades del Hombre" fueron la disculpa. Pero las imágenes de su "Passio", repartidas por varias iglesias de las dos Medinas pucelanas,  apenas me llamaron la atención. Sin llegar a menospreciar su valor, claro que no...  De hecho, nos limitamos a hacer parada y fonda (¡¡¡nunca mejor dicho!!!), en Medina de Rioseco. 

Partimos la jornada en dos: dos horas por la mañana, antes del almuerzo, para visitar el programa de la Exposición de Las Edades del Hombre, en las iglesias de San Francisco y de Santiago.  Un paréntesis de relax y de paseo en la calle Mayor, ruta de tapas y de vinos blancos de la zona; y una agradable charla, en buena compañía. 
Luego, una comida exquisita, en el restaurante del moderno y acogedor, Hotel Vottoria Colonna, regada con un buen vino tinto de Ribera de Duero, y una laaargaaaaa sobremesa. La buena compañía trae muy buena digestión.

Retomamos las visitas de la tarde a dos iglesias más. Una convertida en Museo de la Semana Santa; y la otra,  que acoge en su interior una pequeña maravilla, que sólo por ella ya merece la pena parar en Medina de Rioseco. Se trata de la iglesia de Santa María, y en ella, la capilla de los Benavente: "una verdadera capilla sixtina de Castilla".

     

Dios Creador y el Paraíso terrenal


Me voy a limitar a poner a continuación un enlace, que lleva una información muy sustanciosa y bastante completa sobre esta maravilla. Y al final haré algunos apuntes, que recogen mi impresión personal:  

La capilla de los Benavente


Adán, dormido, cuando Dios le dio, de su costilla, a Eva,  la mujer...


Aquí van mis reflexiones, enunciadas someramente:

- el conjunto escultórico de la capilla es toda una verdadera catequesis; una lección de historia sagrada, desde la creación, pasando por los santos personajes del antiguo testamento; de la vida y familia próxima de Jesús; de los artículos de la fe cristiana; de las virtudes, divinas y divinizantes; de la esperanza en los premios del cielo, y de los castigos en el infierno;  de significado de los días de la semana; de los astros del firmamento, y del firmamento de los dioses paganos; de la devoción a Santa María... 
- pero toda esta obra maravillosa encierra un egoísmo atroz: ¿cómo es posible que el mecenas de esta capilla sólo la quisiera para sí?  (la privacidad del recinto era absoluta, según nos contaba el guía...).  Quizás la explicación está en que era un banquero de origen judío (como todos los avaros de la época). 
- en esta hermosa capilla han ocurrido numerosos milagros, sin duda. Porque milagro es que haya llegado a nuestros ojos, - y a nuestra admiración - en el "aceptable" estado en que ahora la encontramos.  Y eso, a pesar de las ignorancias, de las desidias, de las faltas de cuidado, de los maltratos y de las incurias de los humanos a través de los siglos. Es milagroso que haya sobrevivido, por ejemplo, a las humedades, a las goteras, a las intemperies, a los malos humos de los invasores franceses que utilizaron la capilla como cocina de campaña militar...   
- en tiempos recientes (la decena anterior de este siglo XXI) algunos benefactores han desagraviado, aunque solo sea mínimamente, este abandono; y nos han propiciado pequeñas restauraciones, delicadas limpiezas y un cariño especial de los lugareños entusiastas. ¡Gracias a Dios!


Medina de Rioseco, amén de por sede de "Las Edades del Hombre" de este año, bien merece un viaje, una parada y una fonda.  ¡Por su capilla sixtina, sí  señor! 


Y vio Dios que era bueno cuanto Él había hecho...  


#

1 comentario:

  1. Sin haber leido tu blog hicimos practicamente el mismo itinerario en Medina de Rioseco, aveces la intuición es la mejor de las consejeras. Recomiendo a todos que vean la Capilla de los Benavente en Santa María, ningún comentario, foto, etc. puede hacerle justicia a tanta belleza. En España también hay escultura del Renacimiento y esta es maravillosa.

    ResponderEliminar

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES