domingo, 1 de mayo de 2011

Los pendones son las vidrieras de un pueblo al viento...


Decir que "los pendones leoneses son las vidrieras de un pueblo sacudidas al viento", es un hermosa greguería.  Pero son mucho más que eso.
El pendón es una bandera, - doble de larga que de ancha -, rematada en punta, que servía de estandarte de las milicias concejiles medievales. La sumisión del concejo a los intereses del señor feudal era premiada con este privilegio, lleno de colorido. Y servía de distintivo de las huestes populares que acudían a la guerra del señor. En dos sentidos:  a) para reconocerese en la refiega de la lucha; es decir: para distinguirse. Y b) para gritar a los cuatro vientos su presumida pertenencia. 
Casi todos los concejos leoneses tenían pendón. Algunos, varios: grandes pendones, medianos estandartes, y modestas pendonetas.Algunos oriflamas eran eso: llamas doradas; estandartes bordados de oro y de gules. Otras enseñas se reservaron luego para honrar a los santos y a La Virgen, cambiando las lanzas de la guerra por las velas de las preces y de las rogativas. 
Algunos conservan hoy todavía, bien orgullosos, este tesoro etnográfico.  Y nuestros pueblos lucen sus pendones leoneses como verdaderas vidrieras de colores sacudidas al viento. Y estos son manejados por el renovado cariño a la tierra de unos jóvenes brazos recios. Que sigan perdurando.  

sacudida al viento


###

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES