miércoles, 26 de enero de 2011

Rubalcaba es un mal "socrático"




No sé si se han fijado. Pero últimamente el super-ministro A. Pérez Rubalcaba está dando la cara en nombre del Gobierno. En comparecencias parlamentarias, en ruedas de prensa, en declaraciones, en reportajes... Pero todo perfectamente planeado. Con un método mayeutico bien calculado, aunque nada socrático. 

Tiene en todo momento el mismo planteamiento, desde su foro elevado. Su discurso empieza siempre con una auto-pregunta. Se la atribuye a los cuestionantes imperfectos; y él, todo perfecto en su sabiduria, se la responde.  Y sigue, sin darse un respiro, y sin darselo a los demás ingénuos, con la siguiente auto-inquisición.  Y esta costumbre la está convirtiendo en una manía, o en una muletilla. Para torearnos.

Sócrates usaba la mayeútica para hacer nacer las ideas en la mente de los hombres. Las preguntas inquietaban el seso de sus contertulios, provocando una búsqueda de la verdad, en las respuestas. Pero Sócrates siempre dejaba abierta la puerta de la dialéctica, que es una técnica de conversación. Nunca un monólogo.

Nuestro super-ministro, - que las urnas nos propicien por pocos años -, es un abusador de la mayeutica. Se pregunta y se responde. Y nos deja bobos a todos, esperando un parto.  

 #

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES