viernes, 21 de mayo de 2010

obras son amores...



En mayo de 2008 tuvimos la fortuna de asistir a una charla de Don Maurilio Pérez, en aquel primer ciclo de conferencias sobre San Miguel de Escalada (que por otro lado, bien corto recorrido ha tenido, tristemente...!!!???) en El Albéitar leonés. Así se nos presentaba Don Maurilio:

"...Como investigador me dedico fundamentalmente al
latín medieval diplomático desde hace unos treinta años y dirijo un
importante proyecto para la edición de un diccionario latinorromance
del Reino de León (siglo VIII-1230), que parcialmente verá la luz el
próximo año.
Mi relación con San Miguel de Escalada viene de atrás, pues he
estudiado su inscripción fundacional (914), ya que dicha inscripción
fue el modelo utilizado para elaborar unos años después la inscripción
fundacional del monasterio de San Martín de Castañeda (Zamora), de 921,
que también he estudiado muy en serio..."

Conferencias 5 002

Nos habló el coloquiante de los Fueros del Reino de León, agrupados por familias (León, Benavente, Sahagún, San Isidoro, Astoga, Obispado de León, de los que dependían numeroso fueros. Hasta 34 de Sahagún, 40 de San Isidoro, 20 de Astorga, por ejemplo... "Pues, amigos de Escalada, el Fuero de San Miguel no cuelga de ninguna familia: es singular, especial y peculiar". ¡Ahí queda eso!.
Hubo varias copias (no se conserva ningún original), en latín. Y una en romance, que actualmente tenemos en el Archivo Histórico Nacional, en Madrid.Este fuero benigno lo confirmó el Rey Fernando I, "reynando en León, en la Gallecia e en Asturias e en Stremadura" en el año 1173, es decir: confirmando otros fueros antiguos, recogidos y consensuados por todos los vasallos del Abad de San Miguel. Estos fueros antiguos procederían de antes del reinado de Alfonso VI... Y lo firmaron, Don Jhoan Albertin obispo de León, Fernan Rodríguez "dominando" en la villa, Pero Rodríguez, Gutiérrez Pérez, Alvaro Rodríguez mayordomo, Pelayo tabuladello, Pero Díez, Sancho Díez, Nuño Meléndez, Froyla Ramirez, Garcya Ramirez, Testimonios que fueron presentes, Pedro, Domingo, Pelayo.
Et sy alguna cosa por olvidancia fizo que aquí no sea escripto daquí en delante segúm el fuero de la tierra, e vivamos en paz.

La amena charla de Don Maurilio fue desgranando los artículos, las palabras raras, los leonesismos... Y a menudo nos lanzaba preguntas. Es una verdad pedagógica incontestable que se enseña más con preguntas que con respuestas. Yo lo he comprobado muchas veces. Y esta conferencia fue una de ellas. ¿Qué es un píelago, en el texto del fuero?; ¿cúal es el otro río, donde vivan todos? - (A propósito: yo pensé preguntarselo al conferenciante, o a Amado Cancelo, pero se me olvidó. Aunque yo creo saberlo: el otro río, donde vivan todos, es el del Valle que viene del monte y cruza el pueblo de Valdabasta, y que hoy es arroyo, ¿verdad Amado? ...
Y siguieron las cuestiones: ¿que era una quinta, en los molinos?; ¿que es una estirpia? - leña, ramas, astillas (estillas, en la zona), y probablemente podas de mimbres y paleras para hacer las sebes de las fincas, como apuntaba García Lobo en el debate- ; ¿que era una calumnia?; ¿y un merino, y un sayón, y una reja, y una mañería, y un escusado, y una ossa... ?
.....
Parece ser que los amores de Don Maurlio, y de sus colaboradores, son magníficos en obras. A la vista está. Enhorabuena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES