miércoles, 15 de abril de 2009

El genio de la lámpara de Aladino

Peio García, fotógrafo, nos cuenta con su cámara de fotos unos cuentos fantásticos de Semana Santa. Porque la Semana Santa puede ser una Noche de las Mil y Una... Miradlo.


rase una vez una viuda que vivía con su hijo, Aladino. Un día, un misterioso extranjero ofreció al muchacho una moneda de plata a cambio de un pequeño favor, y como eran muy pobres aceptó...


( en una mágica aproximación, se puede ver "el genio de la lámpara",

en volutas de humo saliendo del incensario...)

" ...Una oscuridad profunda invadió el lugar, y Aladino tuvo miedo. ¿Se quedaría atrapado allí para siempre? Sin pensarlo, recogió el anillo y se lo puso en el dedo. Mientras pensaba en la forma de escaparse, distraídamente le daba vueltas y vueltas. De repente, la cueva se llenó de una intensa luz rosada y un genio sonriente apareció. -Soy el genio del anillo. ¿Que deseas, mi señor? Aladino, aturdido ante la aparición, sólo acertó a balbucear: -Quiero regresar a casa. Instantáneamente Aladino se encontró en su casa con la vieja lámpara de aceite entre las manos. Emocionado, el joven narró a su madre lo sucedido y le entregó la lámpara. . ."


("el genio" no está en la lámpara... está en la mente calenturienta del monaguillo...)

Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES