viernes, 8 de noviembre de 2019

JUNTOS, PERO NO REVUELTOS



Mapa del Cartógrafo Tomás López, siglo XVIII.


VALDABASTA (Baldevasta, Valdebastas…)
VAL DE SAN MIGUEL (Val de San Miguel y Valdabasta)
SAN MIGUEL DE ESCALADA

"Juntos, pero no revueltos":

Lamentablemente, el nombre de este pueblo (mejor dicho: de estos pueblos) no está muy claro, ni nítidamente documentado. Como decía el Padre Marcos de Escalada en su “esbozo” sobre la historia de San Miguel de Escalada (1954), “falta mucho por investigar. Otros han de venir a ello”.

Pero lo que sí es verdad, y más importante, es que sus nombres tienen arraigo en el sentir, en el sentimiento, en el recuerdo y conocimiento de sus gentes. Aunque cada vez menos de sus gentes actuales.
VALDABASTA es el nombre entrañable que todavía conocen, reconocen y hablan los más viejos y sabios. Y así lo han hecho también sabios autores como el Padre Marcos, P. Fita, Pascual Madoz (1), Aurelio Calvo (2), Amado Cancelo (3), Vicente García Lobo, etc.
VALDABASTA, pueblo del valle que queda al sur del Monasterio, es casi seguro que fue un asiento prerromano, romano, visigodo. Puestas sus casas en un valle fecundo (“abasto”), regado por un flujo de agua, que en su tiempo fue un “Rio Grande”, y que hoy es un arroyo escaso. Actualmente es la sede de las casas más antiguas y más populares,



 con su típica construcción de tapiales y de adobe; donde está ahora, y antes, la ermita de San Antonio.




Son "Las Casas de Valdabasta” que figuran en censos, documentos, mapas del siglo XVIII (“Valdevastas"), si bien era más que ese núcleo viejo, pues también incluía su Concejo otros asentamientos en los alrededores, ahora desaparecidos (Cañones, Vallejo, El Paredón…)

VAL DE SAN MIGUEL es el resultado del crecimiento del pueblo antiguo por la influencia y dependencia de la Abadía que se levantó nueva sobre los restos visigóticos, en el siglo X. El recinto de la Abadía se estiraba por el costado Oeste hasta el alto de La Perida, donde hubo anexos de huertos de labor y edificaciones, que se comunicaban con el pueblo por una calle en el vallecito que queda al sur de ese sitio, que se conocía como "Calleja del Calvario".




 Y al Este, donde comienzan Los Parrales, hubo también un asentamiento de casas y almacenes anexos, conocido como Pueblo Viejo, hoy sin ningún vestigio.

SAN MIGUEL DE ESCALADA:
Los tiempos modernos han aglutinado a los dos nombres, hasta prevalecer oficialmente el “de Escalada”, quizás haciendo referencia a la subida que lleva hasta el magnífico Monasterio(?).
.
Pero, sin duda, el más auténtico es VALDABASTA, o VAL DE SAN MIGUEL Y VALDABASTA.


 © agf


*****


Algunas Notas que se mencionan:  


(1)                                             
Así se describe Pascual Madoz, en su Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, (1845)
 a San Miguel de Escalada (Val de San Miguel o Escalada) en el tomo XV,
Lugar en la provincia, partido judicial y diócesis de León (4 ½ leguas), audiencia territorial y capitanía general de Valladolid (21), ayuntamiento de Rueda del Almirante. Situado entre 2 vallecitos a 800 pasos uno de otro, formando 2 grupos de población; su clima es frío; sus enfermedades más comunes tercianas y cuartanas. Tiene 50 casas; escuela de primeras letras, a que asisten de 28 a 30 niños; una iglesia parroquial (San Antonio de Padua) servida por un cura; el edificio es antiquísimo y contiene memorias y sepulcros de remota antigüedad que recuerdan hechos y personajes de gran mérito; fue colegiata, cuyos 2 últimos canónigos legaron sus inmensos bienes por mitad al monasterio de dominicos de Trianos y al rector de dicha parroquia, quedando desde entonces constituido el curato en la prebenda más pingüe del obispado; así es que en el catálogo de los priores de Escalada (que este es el título de cura), figuran varios confesores de reyes y otros personajes; hoy con la supresión de los diezmos y sus privilegios, y con la venta de su gran rectoría, es un curato miserable como todos los del país. Hay una ermita (San Antonio de Padua) y 3 fuentes de muy buenas aguas. Confina con Rueda, Villamondrín, Vega de los Árboles y Valle. El terreno es de buena calidad, y le fertilizan las aguas del Esla. Hay un monte de roble. Los caminos dirigen a los pueblos limítrofes, siendo el principal el que va por el O del Esla toda la ribera abajo; recibe la correspondencia de León. Producciones: granos, legumbres, frutas y pastos; cría ganados, caza de conejos y perdices, y pesca de truchas, barbos y otros peces. Industria: un molino harinero y el corte de maderas. Comercio: se extraen ganados y trigo, y se importan artículos de vestir. Población: 48 vecinos, 200 almas.




(2 )
Aurelio Calvo, en su libro El Monasterio de Gradefes , cuenta:

VALDABASTA Y SAN MIGUEL Se halla este pueblo situado al saliente de la carretera de Gradefes Villarente-Almanza, a cuatro kilómetros de distancia del Monasterio de Eslonza y dando vista al río Esla en cuyas aguas se mira y del que recibe su fertilidad y exuberante vegetación. Dos barrios integran este pueblo: Valde San Miguel y Valdabasta (3). El primero es el más próximo al Priorato y, a buen seguro, anterior a la fundación del Monasterio. Allí existirían algunas casas formando pequeña aldea con su ermita o templo de época visigótica dedicado a San Miguel Arcángel, bajo la cual advocación continúa hoy la parroquia. Este pueblo, según veremos en subsiguientes escrituras, perteneció al señorío y jurisdicción del Monasterio a cuya sombra vivía y tomó incremento, hasta época posterior en que pasó a depender del Almirante de Castilla bajo la jurisdicción de Rueda. En uno de los documentos relativos al Priorato de Escalada —año 1614 — (4) se lee que en el término «que está junto a dicha Casa «hay dos barrios que es un Concejo de treinta vecinos foreros sola- (.(.riegos; que se llaman San Miguel de Escalada, que tiene veinte vecinos y Baldebasta, que tiene diez, puestos allí para el servicio de la «Casa y cultivar sus heredades; y los dichos dos lugares son sujetos a «la jurisdicción de la villa de Rueda, que es a media legua dellos y es «de dicho Almirante. Están obligados los vecinos de este Priorato a dar (1) Archiv. parroq. de Rueda. Véase la copia al hablar de este pueblo. (2) Archiv. parroq. de Mellanzos—Libros de partidas—. (3) En algunos doce, antiguos aparece escrito Val de Apasta. (4) A . H . Nacional—Doce, de Escalada—, Leg. n.° 543. 42 A. CALVO «por año al Prior más de 700 obreros con sus personas, carros, bueyes «e instrumentos necesarios para la labor; y dáseles a cada obrero el día «que trabajan medio pan de trigo y medio de centeno y medía azumbre «de vino. Hay dos iglesias la una que era conventual... la otra solía ser «la parroquia de los feligreses. «E! pueblo se junta en la iglesia principal del Monasterio, que es «más capaz, y el cargo de estas almas ha quedado en la cabeza del «Prior, y así estará obligado a residir». En 1590 figuran San Miguel y Valdabasta con 25 vecinos: 2 Va hidalgos y 22 V-2 pecheros (1); aun hoy continúan divididos en dos barrios, pero de mayor vecindario, pues entre los dos cuentan unos 80 vecinos. El nombre y celebridad de que este pueblo aparece investido, los debe al Monastarío; y su desenvolvimiento y exigua historia, a la historia de este Cenobio y Priorato van ligados, como veremos al ocuparnos de él.



El Pendón del Concejo de Valdabasta


(3)
(Fuente: El Concejo de Val de San Miguel de Escalada,
 de Amado Cancelo García, año 2000, página 24) 

"Sin llegar a demostración alguna, me formulé diferentes supuestos, tales como que Valdabasta procede de la palabra "busta", que viene a decir "valle de pastizales de ganado"; también que era consecuencia de llamar al valle del reguero que pasa al pie de sus casas "valle de abastamiento" ( de "bastar": ser suficiente, es decir: tener abundancia, que es lo mismo que abasto), y ello por tener fértiles tierras que proporcionaban suficientes productos para mantenerse las familias que allí se asentaron;


y por último, que alguna persona (magnate) que dirigía a esas familias les dio su propio nombre de Abasta, al que antepuso "Val", para señalar el lugar "El Valle".



Pero a punto de imprimir este trabajo, tuve la ocasión de hablar con Don Eutimio Martino, autor del texto "En torno a los Picos de Europa. Nombres de agua. Nombres de lugar", quien, atendiendo a mi pregunta, me facilitó una nota sobre el origen del mismo En ella dice que Valdabasta responde a tres nombres de agua prerromanos: Pal, que evolucionó a Bal; Apa, luego cambiado en Aba; y Ast-ura (prerromano del río Esla), del que toma el término Asta. Todo junto sería "BAL-ABA-ASTA" (tres veces agua). Estos tres nombres, unidos por la preposición latina "de", sin la "e", evolucionaron en los oídos y en los lábios de los habitantes a través del tiempo, conformando el nombre de Valdabasta. Con él se señalaba al reguero de "El Valle" con anterioridad al pueblo mismo,
 en tiempos prerromanos".
Y en esta nota he encontrado un mayor apoyo para vislumbrar la primitiva historia del estratégico reguero o río, que sirvió de asiento a diferentes poblaciones dotadas de lenguas distintas, Posiblemente los mozárabes, al asentarse en su orilla, llamaron también Valdabasta al poblado; aunque, sin duda, tomando Bal - agua - por Val - valle."


***

Casa del último Prior del Monasterio, en Valdabasta.

*****



De Valdabasta a Escalada, y alrededores... from Escalada on Vimeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES