viernes, 5 de enero de 2018

ODISEO Y LAS SIRENAS


Entonces yo partí en trocitos, con el agudo bronce, un gran pan de cera y lo apreté con mis pesadas manos. Enseguida se calentó la cera, pues la oprimían mi gran fuerza y el brillo del soberano Helios Hiperiónida, y la unté por orden en los oídos de todos mis compañeros. Éstos, a su vez, me ataron igual de manos que de pies,
 firme junto al mástil, sujetaron a éste las amarras, y, 
sentándose, batían el canoso mar con los remos”.
(del Canto XII de la Odisea)



Quiero luchar,     - vencer

                           o ser vencido, qué más da –

con las dulces sirenas,

igual

que luchó Odiseo contra Escila y Caribdis.



Quiero ordenar a los demás

                                          que  “batan el mar canoso con sus remos”,

mientras  les tapo el miedo

mudo,  con un panal de cera

                                            en sus oídos.
  
Y yo, firme, arrogante,

atado el recio mástil…                       y

 atrevido.



(agf/18.12.2mil14)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES