lunes, 9 de mayo de 2016

"Culturetas", siglo XXI

"Culturetas", siglo XXI

*
Si José Cadalso, en 1772, ya daba clases de siete días para presumir de "eruditos a la violeta", ¿cómo llamaremos hoy a esta moda actual de aparentar sapiencia en cosas que no se conocen, y hasta ni siquiera se ha "olido" ni de lejos? . Buscaremos en Google la flor más fétida...
Erudito viene (¡como no!) del latín "erudio". Y se forma de "e"(privativo) y de "rudis" (rudo); es decir: no rudo, Es decir: instruido.
El que instruye es el eruditor; es decir: el maestro. Ya lo decía mi abuelo, de un maestro (no profesor, no) que hubo en su juventud en el pueblo: " vino a des-asnar a los que éramos burros"...
Decía Cicerón que era preciso "acostumbrar a los jóvenes en el trabajo" ( laboribus erudire juventutem ). Y la erudición profunda no se consigue si no es con el esfuerzo callado y la falta de presunción.
Todo lo contrario de lo que ahora se acostumbra.
Yo no soy sabio, ni erudito - pero tampoco me gustaría caer en eso de ser "erudito a la violeta". Soy - o lo persigo - un buscador de la sabiduría. Y en todo caso soy "erudibilis". Es decir: dispuesto a ser instruido. Des-asnado, digo.

(agf)
###

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES