miércoles, 3 de febrero de 2016

reventar de admiración...


Si no lo cuento, reviento... 
Pero es que estoy reventando de admiración por esta niña, ahora de 17 años  (en el vídeo tenía 15), que es verdaderamente admirable. Un ejemplo de joven artista, de entusiasmo y de superación.

La joven tiene una capacidad de visión en sus ojos que no supera el veinte por ciento. Pero tiene sus ojos musicales en los dedos de sus manos, y en su gran amor por la música.  Y la ayuda y apoyo de su familia, que siempre la acompaña.  

El sábado pasado, Andrea Zamora Gumbao, dio un concierto en La Fundación Eutherpe, de nuestra capital de León, que dirige y propicia Margarita Morais...


Lo dicho: ¡¡¡Si no lo cuento, reviento!!! 

#
............

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES