miércoles, 12 de noviembre de 2014

LA NADA


"Hilum nec proficis"
                 Cicerón.


No adelantes nada;

son estériles todos tus

esfuerzos.


Cuando no eras hombre,

- "nihildum: todavía" -

eras nada.

No eras siquiera

ni un hombre castrado,

- "homo nihili factus" -,

como decía Plauto.


Mas al principio vino el verbo,

- la palabra -

y al dos (innumerable)

le apareció un rasgo nuevo (la "i");

y el hombre despreciable,

- "nihilo: de nada" -

se convirtió en dios,

y se rompió la nada.


Como se rompe el brazo

cuando es de dos,

y nace la vida nueva

en el abrazo.


No adelantes nada;

son estériles todos tus

esfuerzos.


Nada puede nacer,

ni morir.

No adelantes nada...

(agf/16.06.2mil9)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES