domingo, 2 de noviembre de 2014

Debemos ganar por minoría...


PODEMOS...
¿Podemos pasarnos todos a "Podemos"? . Podemos, pero no debemos. Ni siquiera por mayoría, porque la "mayoría" es pecaminosa. 
¿Podemos salvar a los demás partidos, principalmente a los dos que nos han malgobernado durante treinta años largos de pobre democracia?. Podemos, pero no debemos. Porque el sistema está mal proyectado, y peor ejecutado. El sistema es pura partitocracia impura. 
¿Podemos resignarnos a creer y confiar a los que dicen "fuera de mi, la nada, el caos", cuando sigue el caos por todas partes?. Podemos, pero no debemos.
¿Podemos exigir que se haga la verdadera transición que no se ha hecho? ¿Podemos renegar de las reformas, de los estatutos, de las autonosuyas, de los autogobiernos de los reinos de taifas, de la falta de pactos y de acuerdos positivos, de la ausencia de consensos (fuera de los intereses partidarios), de la ausencia de reforma necesaria de una ley electoral, que es el principio...). Debemos... Pero me temo que aún no podemos.
Y eso que las vacías palabras de la Ley nos proclaman que el poder residen en nosotros, pueblo. ¿Podemos creerlo?. Podemos, pero no debemos. Ya sabemos todos dónde están los poderes. Los fácticos. 
Allá por los años setenta del siglo pasado se decía que "todo estaba atado, y bien atado". Y sigue siendo verdad. ¿Podemos resignarnos a seguir atados?. Podemos, pero no debemos. Para mi el primer fallo de nuestra credulidad ciudadana y nuestro sueño de democracia ha sido caer en este ficticio vaivén de mayorías que se han ido sucediendo. No debemos caer en otra "mayoría". Aunque la mayoría de nosotros lo queramos.  Es hora de "convivir". Y eso es muy profundo. No fácil. Pero necesario.  

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES