viernes, 17 de octubre de 2014

Mansilla, al menos tiene almenas...

Este verano tuve el honor de ser invitado por el Ayuntamiento de Mansilla de las Mulas para leer el Pregón de sus Jornadas Medievales...  
Se me ocurrió este guión, que ahora  pongo aquí, completo.
 Si bien es verdad que el pregón real fue más corto, "por no aburrir al personal"... Así ahora: que cada cual coja la parte de él que más prefiera...

(Las ilustraciones de este reportaje son del gran Maese Ceballos)


Gracias, mansilleses.

¡¡¡ VILLALILIANOS !!!
¡¡¡MANSILLESES!!!
Habitantes de esta histórica villa;  y vecinos de la comarca...
 y hoy visitantes; y peregrinos hoy:

Antes que herederos de LIL, aquel señor mozárabe, al que dieron tierras, mansión y poderío entre la Mansilla de hoy y aquella Villa de Zelama, cerca del Molino de Los Curas, también mozárabe. Como mozárabes fueron los solares de Villalquite (VILLA DE OLQUIT),  y Villomar (VILLA DE OMAR), y tantos otros...

Antes que VILLALILIANOS, - digo - ya fueron vuestros padres hombres mansos, hombre buenos puestos a las órdenes y bajo protección de los señores, a cambio de recibir trabajo, comida, terrenos, propiedades... Y la tranquila paz de esta tierra mansa, del río manso, del agua vivificadora y mansa. Antes que VILLALILIANOS - de Villalil - , fueron vuestros ancestros dueños de mansiones militares, de paradas de descanso en caminos que por aquí cruzaron: vías romanas, rutas medievales, y Camino hacia el Campo de las Estrellas, que hoy disfrutamos. Fueron dueños de fondas, de albergues, de hospitales, de lugares de resposo, de reparación del trasiego viajero, lugar donde yantar, beber, dormir... y yacer gozósamente.  Y así hubo varias MANSILLAS en toda esta comarca: Mansilla la del Esla, Mansilla la del Porma, Mansilla la del Puente, Mansilla la Mayor, Mansilla la Menor, La Mansilleja...  Y fueron, con los pasos de los años, señoríos, realengos, con muchos muchos cambios...



Llegóme hace unos días una cortés misiva, que venía firmada por una Regidora apellidada DÍEZ. Venía de Mansilla, esta histórica villa, nacida en el medievo, que estos días celebra fiestas y justas de aquella época pretérita y magnífica.

Yo vivo, en los veranos, aguas del Esla arriba, en la paz mozárabe de Escalada, más medieval y antigua. Disfruto allí el sosiego, y aquí bajo a menudo a recorrer callejas, portales y plazuelas, que dan sabor de VILLA.


en la paz del Astura

Esta paz que ves
sólo la traen los siglos.
Dorados siglos que aquí, en la orilla,
discurrieron.
Sangre brava de astures,
río arriba,
mozárabes recodos en meandros de ilagas y de encinas,
ricos molinos multiplicando en panes las harinas,
mesones y plazuelas
llenos de pícaros y pícaras...
Hoy, a su vera,
se deshilvana el oro en las hojas caducas;
y es su seno sereno
un espejo de todo lo que somos,
                                                 ...y queremos. 
La paz de Astura.

...
 Vengo a la feria el martes; vengo al Museo a menudo, a recordar las artes caserad de los míos; vengo a ver como serpentea el río entre choperas prietas, y lame la murallas; vengo a ver las almenas... QUE ESTA VILLA GLORIOSA, AL MENOS TIENE ALMENAS...

Una "ciudad" bien puede ser 
tan sólo
un montón de casas arrimadas.
Una "villla"
es mucho más:
es (porque lo fue) un señorío.
Eso se respira aquí, en Mansilla.
A pesar de su quietud,
hoy, todavía,
al menos
tiene almenas... 

Vengo a recorrer tabernas y mesones; a sorber y a yantar... que es lo que da alegría. 
Y vengo, algunas veces, a rezar en la ermita: 
a pedir GRACIA para todos a LA VIRGEN DE GRACIA y a San Martín Bendito...

Firmaba la misiva, - repito -, la regidora DÍEZ... Y, Caray,- yo me dije - Será quizá esta dama parienta de la gran JUSTINA DÍEZ?
La Alcadesa me pide que convoque a las gentes de Mansilla, ¡¡¡y del mundo!!!, a medievales fiestas, llenas de regocijo. Cuajadas de festejos y de divertimentos. Un bando hizo; y un CARTGEL, que habrán visto...


- MERCADO MEDIEVAL:  cuero, madera, jabones, ungúentos, 
viandas, hierbas medicinales...
- JUEGOS:  alquerque, tabla celta, lucha de palos, laberinto,  pasabolas...
- música, bailes, cetrería
- FILANDONES
- TORNEOS MEDIEVALES

La gran JUSTINA DÍEZ, nuestra entrañable PÍCARA, debió ser REGIDORA DE FESTEJOS, en lo que fue su vida. La Pícara más PÍCARA, fue mesonera, alcahueta,
tabernera,  romera... (dicen que anduvo muy cerca de ramera), vividora. Y sobre todo: SEMBRADORA DE ALEGRÍA... 

Así nos cuenta ella: 
Mi nombre es Justina. En Mansilla de las Mulas me llaman La Pícara.
Tuve muchos novios:
El primero se llamaba Maximino. Era un presumido. Decía llevar de apellidos los de los señores de León: Guzmán, Mendoza y Vizcaíno.  Y era un mucho atrevido. Le corté las alas.
El segundo era un pobre chico, hijo de una lavandera. Apellidaba Machuca; y era un estudiante hambriento casi siempre, y tragón cuando le petaba. A mi costa, claro.  Reconozco que fui cruel con él, y, por mi culpa, hasta se burlaban de él sin piedad los guajes de Mansilla, en la calle.
El tercero de los novios resultó ser igual de pícaro que una servidora. Lozano de nombre, pero no de planta. Y acabamos mal. Es decir: casándonos. Era siempre un presumido de algo a cada paso, y un hijo de algo en cualquier sitio. Y me engañó. Que ya es mucho: engañarme. Yo quise subir en la escala social, pero nos equivocamos.  Nos dijimos adiós, y cada uno nos fuimos con nuestra picardía a nuestra casa.  
El cuarto no fue propiamente un novio. Ni tampoco marido. No funcionaba. El viejo Santolaja tenía los pies fríos en la cama. Pero tenía el corazón bien calentito. Bien arropado por una gorda billetera de piel de vaca. Hice de tripas corazón y me acosté con él una corta temporada. Enviudé pronto. Gracias a Dios,  y a Santa Eutanasia. Y tras un luto más corto, me volví a casar. Esta vez con Guzmán de Alfarache, familiar de mi primer amante…
Y en esas estamos...
(Francisco López de Úbeda, posible autor)



Si estuviera Justina hoy aquí, seguro, muy seguro... así nos animaría:

CON SU ABOLENGO FESTIVO:
Si quies gozar lo que goza,
Y lo que el sabio aconseja,
Llamarás moza a la vieja,
Carilla y niña a la moza.
......

De abolengo festivo

Nace y vive y trota al son.
Siempre engendra un bailador
El padre tamboritero ,
Pero siempre con un fuero;
Que si acaso da en señor,
Se torna siempre a pandero.
Y porque estos aranceles
No tuviesen excepción,
Justina (que en conclusión
Es hija de cascabeles )
Nace y vive y trota al son.
....

QUINTILLAS DE PIE QUEBRADO
      El fullero escribe y pica
     A la pícara Justina;
     Ella, picando, replica,
     Y, repicando, repica,
     Y con furiosa bolina
     Le demuestra
     Que su burla fue más diestra,
     Lo otro, más provechosa,
     Lo tercero, más graciosa,
     En fin, burla de maestra,
     En todo el mundo famosa.
     Y ainda.
...
CON SU VIVIR DE ROMERA:

De la romera dormida y dispierta
UN SONETILLO DE SOSTENIDOS
      Ni dormida más dispierta,
     Ni dispierta más dormida,
     Ni ganada más perdida,
     Ni perdida más alerta.

     Cubierta más descubierta,
     Cosiente más descosida,
     Jineta más a la brida,
     Fisgona más encubierta.

     Devota más sin rezar,
     Pagadora más en venta,
     Veladora más en vano,

     Huéspeda más sin pagar,
     Cual este número cuenta,
     Jamás la vido christiano.
....
DE ROMERA ENVERGONZANTE:

     Demás de ser cosa bella,
     No hay cosa más subida
     Que vergüenza de doncella,
     Y ora dada y ora vendida.
     La que se aprovecha della,
     Con ella pasa su vida.
     Con aqueste presupuesto,
     Dio Justina en vergonzante,
     Con que ganó un joyel de oro,
     Y si como hizo un cesto,
     Hiciera más adelante,
     Pudiera hacer un tesoro.
...
Y PENDENCIERA:
Del pleito de la romera con Justina
 MEDIA RIMA
           Dijo a Justina un galán:
          «Vamos al Humilladero,
          Do aquestas romeras van.»
          Ella dijo: «¡Majadero,
          Vaya él!, que yo no quiero
          Ir do bordionas están, 
     Que ir virgen con hombre a humilladero,
     Es irse tras el manso al matadero.»

Las romeras que esto oyeron,
         De tal suerte se enojaron,
          Que sus bordones alzaron
          Y por pocas no la hirieron,
          Mas de palabra chocaron,
          Aunque al cabo amigas fueron.

     Que la guerra y la paz de las mujeres
     Anda presa con puntas de alfileres.
....

SABÍA LA PÍCARA JUSTINA DEL AMOR Y DEL DINERO:
Tanto crece el amor,
cuanto la pecunia crece.
Que hoy día todo a él se rinde,
y todo le obedece.

SUPO JUSTINA DE MUCHOS PRETENDIENTES:
Un bachiller, graduado
     De importuno y porfiado,
     Se pegó a Justina al lado,
     Mas él quedó escarmentado
     Del habérsele pegado
     En tan mala coyuntura
     Para su ventura.

     Envióle por cierta miel,
     Pero volviósele en yel;
     Y aun anduvo tan cruel,
     Que le llevó a Peñafiel
     El chapeo y zaragüel,
     De que quedó avergonzado
     El Antón Pintado.
....
 Por soplar, manchó Justina
      Saya, tocas, dedos, palma ,
      Y por el mal que adivina,
    Aunque no era tinta fina,
     Le llegó la mancha al alma.
         Que no hay más justo recelo
     Que temer manchas de lengua,
     Pues no hay jabón en el suelo
     Que, si te manchan un pelo,
     Te pueda sacar la mengua.
...
Del melindre a la culebrilla
 SONETO DE PIES AGUDOS AL MEDIO Y AL FIN

        Púsose a escribir Justina, y vio
     Pintada una culebra en el papel.
     Espantóse y llamó al ángel San Miguel,
 ¡Ay, que es culebra, y me mordió!
        Mas ¿si es pintada? Sí es. Mas bien se yo
     Que la culebra es símbolo cruel.
     Franqueóla el temor, luchó con él,
     Es cobarde el temor, y amainó.
        Ya que vio la figura sin temor,
     Discurre así: ¿Acaso este animal
     Anuncia sólo mal? No. Pues ¿qué más?
        Bienes. ¿Cuáles son? Fuerza y valor,
     Prudencia, sanidad. ¡Oh pesia tal!
     ¿Qué me detengo, pesar de Barrabás?
....
REDONDILLAS DE PIES ESDRÚJULOS
 Refiérense los pretendientes que desechó Justina, que son varios.

        Aquí verás junto al tálamo
     La celebérrima Phílide,
     Y festejar a Amarílide
     El amor con dulce cálamo.
        Aquí verás la matrícula
     De muchos míseros zánganos,
     Que con almas de canícula
     Tienen bolsas de carámbanos.
En fin, verás que amor, si es pobre y pícaro,
Alas da, pero son alas de Ícaro.
...



SE CASÓ JUSTINA, VARIAS VECES...
POR TENER FIESTAS :
       Casó Justina en Mansilla,
     Y tañérone y cantárone
     Y bailoren y danzárone.
     Hubo cien mil maravillas
     Y trecientas mil cosillas.

        Nació el sol sin bemol,
     Con cuernos de caracol,
     Hecho harnero y trompetero,
     Y su cara de pandero,
     Y su gesto de perol,
     Haciendo dos mil cosquillas,
     Y trecientas mil cosillas.
 
     La madrina muy aína
     Y trecientas mil cosillas.
     Fue el tocado barajado,
     Y el velado lo echó a un lado.
     La madrina se amohína,
     Paga el jarro las rencillas
     Y trecientas mil cosillas.

        Colaciones de piñones
     Y buñuelos y melones,
     Y el bon vin de San Martín
     Hecho un mastín con retintín,
     De avellanas, dos serones,
     De altramuces, mil cestillas
     Y trecientas mil cosillas.

        Un cantor y un atambor,
     Y bailó el corregidor,
     Y el sacristán sin bragas
     Nos convidó a verdolagas,
     Y todos al derredor
     Hicieron mil maravillas
     Y trecientas mil cosillas.
...


comidas y bebidas de bodas...
La comida fue buena y bueno el servicio, y con todo eso, hubo en ella algunos que comieron sin plato. Dióme gusto de ver que dos pelones de mi pueblo, con achaque de pan de boda, enviaban a sus casas cuanto podían a sus mujeres, y mirándome, decían como por donaire:
     -Con licencia de la señora Justina.
Mas yo, porque no pensasen que el ser novia es ser boba y no ver nada, les decía, también por burlas, lo que pudiera pasar por veras, y era responder:
     -Vaya en amor de Dios.

Beodos...

     El vino no fue malo. Por señas, que algunos de los convidados, a tercera mano, se pusieron a treinta y una con rey, y a cuarta, hablaban varias lenguas sin ser trilingües en Salamanca ni babilonios en torre. Estos son los que honran las bodas, porque después de acabadas, dicen a los que les preguntan lo que pasó, que en la boda hubieron danzas, y que hasta la casa era volteadora, y que ardían setenta candiles por arte de encantamiento sin haber gota de aceite, y que hubo colaciones de letras y que a ellos les cupo la echis, y que todos los de la boda traían cascabeles, y ellos en la cabeza, y que todos los convidados vinieron de lejas tierras y hablaban con tal destreza que con sola la R decían cuanto querían, y cuentan mil maravillas con que pretenden hacer una boda tan famosa como la de Daphne, en cuyo casamiento se volvieron las piedras en vino.
La colación no fue mala, pues allende de ciertos melones de invierno que hicieron madurar a pulgaradas, hubo piñones mondados y en agua, que para en aquella tierra es el non plus ultra de los regalos; avellanas en abundancia, y aun agavanzas y altramuces, con un si es no es de turrón.
    Yo, para reír, había mandado hacer unos buñuelos con tripa de estopa, y maldito el hombre dejó de picar. ¡Mira tú cuáles debían de estar sus almas, pues les hice hilar estopa con los dientes! Otros tenía hechos con pimienta, pero no los quise servir, por creer que era hacerme a mí la burla y ponerme a peligro de gastar otro tanto de vino. Lo de las estopas me dio mucho gusto, porque hubo hombre que con las estopas en los dientes se halló más embarazado y enredado que si tuviera entre los dientes el labirinto de Creta.


Así pues, MANSILLESES, VILLALILIANOS, FULANOS Y MENGANOS DE TODO EL UNIVERSO... 
AMIGOS DE LA FIESTA:   ¡¡¡COMAMOS Y BEBAMOS...
 QUE MAÑANA... QUIZÁS YA NO PODAMOS!!!




#@#

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES