lunes, 2 de junio de 2014

herencias caras

HE HEREDADO LOS GESTOS  
El día que descubrí que la herencia 
de los gestos de los míos
se trasmite con la muerte,
se me llenó la cara con la sonrisa de mi madre,
que me borró aquel dolor de huérfano
que creía insufrible.
La noche que noté que el gesto hosco
de mi padre se repetía en mi rostro,
anegado de pena,
la noche que él se fue, 
lo quise cambiar por la sonrisa.
Ahora soy un donador de herencias
a los míos, que me siguen;
y les quiero dejar el patrimonio de las risas,
de los regates a la vida obscena
del dolor;
y de la sonrisa, en los futuros "nasciturus" de mi yo. 

(agf/02.06.2mil14)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES