miércoles, 2 de abril de 2014

CARTA A UN/A MINISTRO/A




Sra. Ministra de la "Inseguridad y el Desempleo":

Se lo digo de entrada: este sistema no funciona.
Está en talleres desde hace demasiado tiempo. Y ahora en el suyo... Pues, aguante su vela. Pero aguante la suya; y no haga caer el peso en todos los castigados a galeras. Son muchos millones. Demasiados.
De ellos, conozco a miles... (Y aunque sólo conociera a uno,- que lo conozco - ya sería penoso, muy penoso)... que son jóvenes. De los "suficientemente preparados", con carreras, masters, prácticas, re-prácticas, becas, re-becas; cursos, re-cursos (sin recursos)... Y demasiadas mañanas perdidas en las colas de tantos desaciertos... Tienen todos un "curriculum vitae" profesional que apabulla, y una historia vital que daría vergüenza a los gobernantes y políticos, si estos tuvieran algo de eso...
Esos millones, digo, le están gritando a usted, Ministra, que el sistema no funciona. Muchos intentan irse; pero ya no tienen apenas donde irse... Y además, qué coño, son patriotas: más encariñados con su tierra que todos los políticos...
¿Sabe usted de sistemas? ¿Hay alguien, práctico - aunque no sea sabio oficial - que entienda de eso? Pues póngalo usted de simple "currito". No hace falta que sea ministro, ni que jure o prometa cumplir con las normas... para no cumplirlas. No hace falta que sea un técnico redicho. Sólo que tenga un sentido. Y que sea, al menos, como uno de esos jóvenes suficientemente preparados, que nos gritan a todos en la cola del paro. De su paro, sí, del suyo. Del suyo, malhadada ministra.
Hay esperanza. La habría si ese único sentido que se necesita (el sentido común), acompañado de la honradez, presidiera sus actos. Hay tela, mucha tela que cortar; para hacer trajes cómodos y prácticos a todos estos jóvenes. ¿Quiere que le diga ejemplos? Pues, mire: eres salvajes, eres fraudulentos; subvenciones, ayudas; rescates; exenciones, prebendas, mordidas... ¿Sigo? ... ¡Para qué!... si me temo que tiene usted los conductos de las orejas abiertos de lado a lado, como un túnel.
Pero, que lo sepa usted; y todos: ESTE SISTEMA NO FUNCIONA.
Quizás la solución la tengamos TODOS... en las urnas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES