jueves, 20 de marzo de 2014

tengo una afasia horrible


PARTE MÉDICO:
15.35 horas
Reconozco que a veces soy un poco hipocondríaco; pero estoy asustado... Creo que tengo afasia. Me voy pitando al médico...

PARTE MÉDICO:

16.40 horas
El doctor me ha explorado, y descarta que sea afasia motora, es decir de la lengua; porque la tengo muy suelta. Me dice que vuelva a las 17.30 horas, para seguir el exámen. Él tiene una hora para comer; y es sagrada. De vuelta a casa, mi mujer me lee a Rafael Saravia, citando a Samuel Johnson : " el lenguaje es el vestido del pensamiento"...  Y eso me tranquiliza. Todavía pienso. 

PARTE MÉDICO:

17.30 horas
Estoy de vuelta de la segunda visita al doctor...
Descartada la afasia sensorial, el médico me hizo una serie de preguntas muy especiales, y alarmantes: "¿Se ha dado usted algún golpe en la cabeza?. No. "¿Recuerda lo que cenó usted anoche?" ¡Claro! . "¿Confunde el significado de las palabras?. !!!!!   
Bien. Entonces eliminamos las afasias: cerebral,  amnésica, semántica... Tiene que ser algún tipo de pérdida de capacidad de expresión emocional; quizás poética...
¡¡¡Acabáramos!!!... Eso debe ser. Llevo todo el día en blanco. Delante de las hojas de papel en blanco...  ¿Tiene arreglo esto, doctor?
- Me temo que no puedo ayudar mucho - dijo el médico, abriéndome la puerta   - Si es afasia poética, quizás deba revisar sus fuentes de pensamiento, sus círculos de conocimiento, o tal vez sus amistades literarias... Algunas veces las influencias son malignas, demasiado malignas... ¡¡¡Desbloqueese, ea!!!

Y lo malo de todo esto es que no lo cubre la Seguridad Social, ni el Ministerio de Cultura... 

###



PARTE MÉDICO:
del día siguiente

poema trifásico

Esta noche he soñado con el médico y con la receta subliminal que me había dejado.
¿Recuerdan?: 
- revisar mis fuentes de pensamiento, 
- modificar mis círculos de conocimiento y
- cambiar mis amistades literarias.

 En el sueño lo tenía todo en un recipiente hermético, con un prospecto de instrucciones extremadamente complicado. Tan sólo seguí (eso sí: al pie de la letra) dos indicaciones fáciles: guardar en lugar fresco, y con el frasco bien cerrado. Y me ha dado resultado.
Hoy, muy de mañana, me están saliendo los versos por un tubo. Lo malo es que la mayor parte de ellos son como churros; pero sin el como. Tengo una papelera enorme a mi lado, que me está pidiendo cambio. Está atiborrada. 
Aquí les pongo un poema, bastante arrugado, que he salvado de la cuba de reciclaje. Lo hago sólo para que me empujen a echarlo, en añicos, al infierno de los versos malos:

No comprendo, amigos,
cómo un mismo generador
puede desplazar al mismo tiempo 
tres corrientes alternas casi iguales,
en un tercio de ese tiempo,
actuando cada una 
de las cuales 
respecto a las otras dos...
No me dirán que no:
la afasia se me ha curado.
Pero el enchufe que llevo en la camisa 
de fuerza que me puso el doctor,
me tiene chamuscado. 
Hablar, hablar, hablar... 
                     para no decir nada.
Prefiero tener afasia.

(agf/20.03.2mil14)       


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES