miércoles, 12 de febrero de 2014

EL ABUELO MANCO

Abuelo Generoso, y su corredor a la calle...

MANCARSE no es transitivo


Mancadura: derivado del latín, "mancus": herida, dislocación o distorsión de alguna parte del cuerpo. 

Mancar/se. hacerse daño, dislocarse un hueso.


El abuelo manco 
era vecino de la huerta La Roma.
Tuvo, de joven, una mancadura; una herida disloca,
reflexiva; para él solo.
 Nunca quiso, ni pudo,
lastimar a nadie, 
ni estropear la vida 
de nadie.
Nunca perdio la esperanza,
- ni la realidad - de dar abrazos a manos llenas,
a brazos llenos...
aunque fuera sin una mano entera,
aunque fuera con un brazo recortado por aquel petardo de dinamita. 
El abuelo manco
no era un manco cualquiera;
pues sabía
- por viejo y por manco -
esconder las heridas. 
Y abrazaba; y cosía;
y bajaba, y subía...
Y quería, y quería, y quería...

(agf/12.02.2mil14)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES