lunes, 19 de diciembre de 2011

León se queda sin “el mar”.


La legendaria sociedad leonesa no encuentra un cauce navegable empresarial. 
El río leonés capitalino, Besnesga, no desemboca en Vigo, por supuesto. 

 *:
Todo lo inició Marcelino Elosúa Herrero. Fue el noveno de doce hijos de una familia modesta, de Prado de la Guzpeña (León).   En 1906 viaja a México donde abre un “almacén de todo”; se casa, pero su esposa muere a los pocos años, y regresa a su tierra en 1924. En 1927 se casa de nuevo, con una hija del almacenista asturiano Rojo Cortés , y funda Elosúa, SA, con un capital social de poco más de un millón de pesetas. Se traslada a menudo a Jaén, por el negocio del aceite, abriendo en la localidad de Martos una sede, con el fin de organizar una red de abastecimiento y distribución en 1930, y con ello la expansión del negocio.


 Abre la primera sucursal en Miranda de Ebro, yen 1935 compra terreno en el paseo del Malecón en León, que será su centro de servicios centrales de distribución. En 1940 abre una nueva sucursal en Lucena, y en 1949 su segunda fábrica de aceite en la localidad de Monte Lope Álvarez, muy cercana de la otra planta productiva de Martos, a la que se suma en 1958 la sucursal de Oviedo.

En 1953 se incorpora al negocio su hijo José Manuel; y Andrés, el más pequeño de los hermanos, en 1967. Tras la muerte del fundador en 1972 su hijo mayor ocupó la presidencia del grupo, cargo que ocupó hasta su fallecimiento, víctima de un accidente aéreo el 6 enero de 1984 en León, pasando Andrés Elosúa a ocupar la presidencia.



Los años 60 y 70  fueron de consolidación y crecimiento con un grupo de 15 industrias, y años más tarde, con la adquisición de Carbonell en 1985 facturaba 100.000 millones de las antiguas pesetas y perseguía grandes expectativas.



Muchas de sus empresas han seguido creciendo y son importantes referentes en sus diferentes sectores. Así la Envasadora Agrícola Leonesa, SA, fue la empresa de la que se creó Alimentos Naturales, lider del mercado nacional de envasado de legumbres. Otra empresa perteneciente al grupo, Congelados y Derivados, S.A., fue, hasta hoy,  Elmar, que cuenta con un peso específico importante en el mercado de congelados y platos precocinados congelados.  Lo mismo que Peñagrande, dedicada a la comercialización mayorista de productos de alimentación y de uso doméstico, que fue el germen de la cadena de distribución El Árbol.
La compra de Carbonell, si bien supuso el cenit  empresarial,  provocó importantes desavenencias en el seno de la familia y el abultado crédito solicitado al Gobierno para adquirir la aceitera fue uno de los motivos de la salida a Bolsa de la empresa y de la operación bursátil que arrebató a la familia Elosúa el control del grupo empresarial.
Andrés, el que sería el último Elosúa en la presidencia saca la empresa al mercado de valores el 28 de diciembre del 1987. El accionariado mayoritario estaba repartido entre la familia, con un 15% cada uno de los tres hermanos, empleados y el Banco Pastor, que disponía del 10%. El grupo contrario a la familia, formado por la entidad financiera y Marcelino José Elosúa, controla el 20%. La unión de las acciones de Mercasa, el Banco Pastor y Marcelino José Elosúa, que deseaba ser presidente de la empresa, precipita el fin de los Elosúa al frente del grupo. A continuación los hermanos Elosúa venden su 30% de las acciones a un grupo financiero italiano, que cuatro años después se hacía con el control total de la empresa...
 ......................................


 **: “el mar” se queda en el dique seco: 

Congelados Elmar ,inicia su actividad en 1964, como un departamento dentro de la división de alimentación del grupo Elosúa en León. En 1977 se crea la primera Delegación fuera de la provincia, concretamente en Santander, con  delegaciones en puntos estratégicos de distribución, como Palencia, Asturias, Valladolid, Coruña y Vigo.
En 1986 como consecuencia de la relevancia adquirida por esta división de Elosúa, se constituye Congelados y Derivados, S.A. como sociedad independiente dentro del grupo Elosúa. Su objetivo, la distribución mayorista de productos congelados. Ante el crecimiento de la demanda de los productos de la empresa surge la necesidad de ofrecer productos identificados con una marca comercial propia, nace así Elmar.




En 1993 Francisco Fernández González, director general, y varios empleados más,  junto con un grupo armador gallego, Pescapuerta), compran la compañía e inician un nuevo proyecto empresarial, con una división internacional en 1994. (Pescapuerta, según parece, es actualmente el pez gordo que se va a comer a su propio socio).  
En 1996 se produce el traslado de las instalaciones de Congelados y Derivados, S.A. a su ubicación actual en el polígono industrial de León, para inaugurar dos años después su nuevo centro fabril. El 2005 es el año de la instalación de la compañía en el extranjero con la constitución de una filial en Namibia, en la cual operan dos buques congeladores.
En 2006 Congelados Elmar contaba ya con 10 delegaciones repartidas por todo el territorio nacional con una amplia red comercial, una flota propia de camiones de más de 100 vehículos y una plantilla en torno a los 500.


El Marcelno Elosúa actual,

se dedica al mundo editorial-empresarial. . .  Elosúa conoció a Jobs antes de la salida a bolsa de Apple. | Foto: Victor Cucart

#

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES