lunes, 10 de octubre de 2011

atropar nueces (2)


una nuez

La hacendera para atropar nueces resultó un éxito.
Un día esplendido de otoño. Una buena cuadrilla. Ganas de trabajar... un poco. Y muchas, muchas nueces. El día anterior Eolo nos hizo también su buena faena, echando abajo, suavemente, las nueces.
-----------


dos nueces









Comimos a sol y sombra, debajo del cenador y la sombrilla. Unas costillas de cerdo, asadas, en cama de patatas panadera; que nos tenía recién hechas nuestra panadera de Villamoros de Mansilla... ¡una pasada!. Una ensalada, aguita fresca y un tinto de Navarra; uvas negras del Bierzo, como las que escogía mi abuelo de su viña; y postres, postres, postres: tierno mazapán con tejado de tarta de manzana, rica quesada aliñada con miel y mermelada, rosquillas de San Froilán, con retraso, pero no retrasadas... infusiones, y chupitos (de viejas cosechas)...   Y charlas, charlas, charlas...
-------------------

tres nueces: 

Por la mañana, los jornaleros me tildaban de negrero, porque les impuse la condición de terminar la faena antes del almuerzo. En la sobremesa, me dieron la razón. Tras la comida era imposible volver a trabajar...  

¡¡¡Atropar nueces fue lo de menos!!!


###

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES