sábado, 12 de febrero de 2011

ROSEBUD



Ayer vi de nuevo la película "Ciudadano Kane"... Escucha la canción, y lee esto:


(abrir en una ventana de navegación de incognito)

("Citizen Kane") es una obra de arte de un poder insultante, una película magistral realizada por un joven prodigio de sólo 26 años de edad, Orson Welles, que inventa con insólita personalidad varios conceptos cinematográficos de primer orden. Para muchos, hoy está, indiscutiblemente, considerada como la mejor película de todos los tiempos, a pesar de que en su día ni obtuvo un gran éxito de público ni se llevó los premios que, quizá, la juventud y poca modestia de su director le privaron de conseguir (el film obtuvo 1 Oscar al guión de 9 nominaciones); aunque bien es cierto que ese año compitió con directores consagrados de la talla de John Ford, Howard Hawks o William Wyler, nada menos…

El argumento de la película es, brevemente, este:
El magnate de la prensa Charles Foster Kane (Orson Welles) fallece solo en su gran mansión pronunciando una única palabra: "Rosebud". Con la intención de averiguar su significado un periodista comienza una investigación con las personas que vivieron y trabajaron con Kane. Las entrevistas se suceden y con cada persona afloran vivencias y recuerdos que ayudan a modelar la compleja imagen del fallecido millonario, pero, que no aportan datos sobre la misteriosa palabra. Solo el espectador conocerá su origen y significado que engloba temas como el anhelo de las cosas perdidas y los valores realmente importantes.

"Hay dos mundos muy distintos. Uno es el mundo de la realidad, y de ese no hace falta hablar, porque es evidente. Todos lo tiene ante sus ojos y jamás dejan de verlo aunque nosotros nos callemos. Pero hay otro mundo que nadie percibe si el artista guarda silencio. De ese es del que debemos hablarle a la gente".(Oscar Wilde)
A mi me queda la esperanza de que ahora, en España, surjan nuevos prodigios, jóvenes, desnudos, irreverentes, que griten "Rosebud". Su juventud, y su aprendida modestia, por competir con políticos consagrados, les ayudarán a conseguir más escaños para los ciudadanos…

Hubo un tiempo que fui "socialista popular". Eran días de luchas, de transiciones, de alumbramientos democráticos de una Constitución para todos, de centros moderados, de izquierdas moderadas, de pactos, de plataformas… Y mi "lider" era un filósofo, literato, ensayista , profesor… y "POLITICO" con mayúsculas: DON ENRIQUE TIERNO GALVAN…
Suyas son estas frases, que reflejan su origen, su pensamiento, su deriva política y su final:
- "Bendito sea el caos, porque es síntoma de libertad"…
El venía de un caos, hacia la libertad.
- "La política ha dejado de ser una política de ideales para convertirse en una política de programas".
Y eso a él no le gustaba nada; y así lo dijo siempre, de palabra y de hecho, sin reparar en consecuencias.
- "El poder es como un explosivo: o se maneja con cuidado, o estalla".
Por eso él decidió meter las manos en los bolsillos de su chaqueta cruzada, y ponerse a gobernar ciudadanos. Y lo hizo muy bien. Fue "el mejor alcalde de Madrid", por muchos años. Y marchoso. Y con "movida" envidiable.
- "Los bolsillos de los gobernantes deben ser de cristal". Ay, si Emidio Tucci hiciera trajes así, para los políticos de hoy!!!
- "La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa y que le permite, sin notarlo, ir tomando buena dirección". Sería bueno seguir esta consigna del "viejo profesor". También en la vida política. Hoy, ya no hay POLITICOS filósofos, literatos, ensayistas, profesores… ¿O sí?..
La redacción del preámbulo de nuestra actual Constitución fue considerada un honor y una tarea que requería una gran habilidad literaria. La persona elegida para este propósito fue Don Enrique Tierno Galván. Si tenéis tiempo y ganas, buscadla entre los libros del estante de vuestra librería, y leedla. Fue una lección más del "viejo profesor"…
Unos días antes de morir, Don Enrique dejó dicho en una entrevista, una frase que era el resumen de su vida:
- "Yo no tengo aspiraciones políticas. Mi aspiración es CONCURRIR con los ciudadanos". . .
Sabiendo que lo dijo Don Enrique, me he ido al Diccionario, para que no se me escape ningún detalle importante de la definición de CONCURRIR. Dice así: "del latín concurrere: correr junto con otros. Coincidir, juntarse en un mismo lugar o tiempo, diferentes personas, sucesos o cosas. Contribuir con una cantidad para un determinado fin. Convenir, estar de acuerdo con otro, en un parecer o dictamen"… Todo eso quería decir Tierno Galván. No tiene desperdicio, creo yo.
Yo soy un nostálgico y un utópico. Ya veis!!! Voy a proponer un nuevo – iba a decir partido; pero, no- … UN NUEVO CONCURSO DE CIUDADANOS POLITICOS SOCIALISTAS POPULARES… y "tiernos"… poetas, literatos, filósofos, didáctas, silenciosos… pero siempre congruentes…

Convendría que los cuidadanos nos pusieramos a gritar: "¡Rosebud!"



#@#
...............

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES