viernes, 26 de noviembre de 2010

Pepe Gotera y Otilio

La casa del guarda sirvió de sacristía al Sr. Obispo el día 19 de junio de 2010 

"Las obras para el centro de recepción de visitantes en el monasterio de San Miguel de Escalada comenzaron la semana pasada y se prolongarán durante varios meses. Los trabajos tienen como objetivo reforzar el inmueble adyacente al cenobio, dotándolo de aseos, centro de información y documentación y almacén."(28/09/2010 DL)

¡¡¡fíjense bien en la fecha!!! 



¡¡¡Dios, qué cruz, amigos!!!: Las obras parece que están terminadas (!). 
Se han limitado a abrir una puerta en la pared oeste del edificio adyacente; habilitar una sala de unos escasos ocho metros cuadrados como aseos: de damas, de caballeros, y de minusválidos, con sanitarios y un lavabo; poner un desagüe a una fosa séptica en el exterior, con un escape al pequeño arroyo o reguero que cruza la entrada a la explanada del Priorato, por debajo, camino de la cuesta que va a hacia Los Parrales, (porque no han sido capaces de enganchar el desagüe al general del pueblo, un poco más abajo); poner una puerta endeble de entrada; rodear con una acera de hormigón el edificio desde el hueco de esta puerta, hacia el sur, y subiendo por el oriente hasta la puerta de entrada de la caseta de la guardesa, tal como estaba. Y pare usted de contar...  
Bueno, sí:  - sin contarlos - han clavado varios triángulos de piedra artificial en el suelo de la explanada, desde la puerta de la entrada de la caseta en dirección al saliente, pati-pati..., muy cerca del viejo serbal de los cazadores, por aquí llamado "silvar de Flori". Dicen que para atajar a los coches desalmados que entran a romper la paz de la abadía. Como si la abadía fuera solo de ahí hacia adentro. Lo demás es tierra libre, "campo abierto" a coches, furgonetas, autocares y caravanas. Como si la paz se limitara con pedruscos ignorantes. Pero, al parecer, esto "sirve y hasta contenta" a los "resignados". 
Dentro de la caseta, todo sigue igual: Solo que con varios desconchones en las paredes, rotas para instalar cajas de la luz y rozas de los cables...sin esperanzas ciertas. 
Del centro de información y documentación nada se sabe. Y el almacén: ¿eso qué es?. Allí siguen dos salas. De los olvidos, y de las incógnitas. Sospechamos que llenas de sorpresas sin informar ni documentar. Y ni siquiera almacenadas; las sorpresas, digo. Como si fueran dos purgatorios de almas
Y todo este trabajo tan completo y excelente, por el módico precio de..... ¡Mejor no se lo cuento!... Se me tiraría al cuello el albañil que tengo para las chapuzas de mi casa, porque yo todavía le discuto el precio del aseo que me hizo el año pasado en los bajos del chalet; que me dejó en menos de la mitad de la mitad, de la mitad... ¡se lo aseguro! Y eso que es mucho más grande, ¡vamos! 
¡¡¡Dios, qué cruz, amigos!!! 
(hoy, 25/11/2010)

@#@ 
.......................  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES