lunes, 11 de enero de 2010

UTÓPICO NO ES UN INSULTO

(publicado en leonoticias.com, periodismo ciudadano)


(foto del blog "riaño vive")


¡¡¡Utópico no es un insulto!!! Nos lo vienen a demostrar bien claramente los amigos montañeses de la Plataforma para la Recuperación del Valle de Riaño.


Después de esto, - ¡que han conseguido "cuatro locos de a pie"! -, vienen ahora los listos de la prensa a presumir de noticia... ¡¡¡Aunque está muy bien que lo cuenten a los vientos infinitos!!!

La noticia, - la primera noticia de los "cuatro locos de a pie" - me reafirma en que el patrimonio de los pueblos es de los pueblos, y debe estar en los pueblos. Aunque nos los tengan hundidos (los pueblos) en las aguas de la modernidad; o secos por la asfixia del olvido.

En este mismo valle del Esla, unos kilómetros más abajo, una lápida vieja nos habla de otros tres vadinienses queridos:
"A los dioses Manes,
Cangilo puso este momumento a su tío Vinoro,
hijo de Segisamo, Vadiniense de 35 años. Aquí yace".

Se atribuye la noticia a los siglos II ó III después de Cristo. Y está ilustrada con dos árboles (probablemente "tejos", que son símbolo de la eternidad), y un caballo. Me interesa esta historia sencilla. Por eso voy a comentarla:

Dioses Manes:

"Manes" era un dios doméstico, junto a lares y penates. Eran los protectores del hogar. El padre cabeza de familia, oficiaba ceremonias religiosas en las viviendas, en las que se hacían ofrendas.

Vadiniense:

tribu cántabra, astur, o leonesa. O las tres cosas juntas. La enigmática Vadinia fue una de las nueve ciudades citadas por Ptolomeo en su obra Geográphica, hablando de las guerras de los romanos con las tribus de esta zona. O una extensa comarca que iba desde Cangas de Onís, subiendo por las aguas del río Sella; hasta llegar a Villapadierna, bajando por las aguas del Esla, el viejo Astura. Vadinia procede del celta: "vad-ved", que significa agua.

Cangilo;

bien pudiera ser "cancilo", que procede del celta "kanká", "kanki", que significa rama, retoño, joven hombre o joven muchacha.

Vinoro:

procede también del celta, "viros", que significa hombre. Los latinos también llamaban "vir" al hombre, claro...

Segisamo:

otra vez del celta: "seg", fuerza, victoria; y "samos" ó "amos", que es una forma de superlativo.

...

Y río abajo, en San Miguel de Escalada, sigue existiendo una "ciudad utópica": un sueño de locos.

- Creemos que el patrimonio es de los pueblos, y debe seguir en ellos.
- Pensamos que los museos no pueden ser cementerios de restos muertos. Quizás admitimos que sean "cementerios de ideas vivas"...
- Sabemos que los caminos seguidos por los restos de nuestra cultura han sido a veces retorcidos; por la ignorancia, por la especulación , por la desidia...
- Lamentamos que los llamados "cultos" no estén siempre a la altura de los pueblos.

- Exigimos... ¿Podemos exigir?
...
Al menos exigimos que llamarnos ¡¡¡UTÓPICOS!!! no sea un insulto.

....
@

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES