martes, 20 de octubre de 2009

¡cuánto penar para morirse uno!




Umbrío por la pena, casi bruno...

Umbrío por la pena, casi bruno,
porque la pena tizna cuando estalla,
donde yo no me hallo no se halla
hombre más apenado que ninguno.

Sobre la pena duermo solo y uno,
pena en mi paz y pena en mi batalla,
perro que ni me deja ni se calla,
siempre a su dueño fiel, pero importuno.

Cardos y penas llevo por corona,
cardos y penas siembran sus leopardos
y no me dejan bueno hueso alguno.

No podrá con la pena mi persona
rodeada de penas y de cardos:
¡cuánto penar para morirse uno!

(Soneto de Miguel Hernández)

Redondeado por Natalia (pps)

^

PC

.......................
Unidades de Cuidados Intensivos


La medicina de cuidados críticos cruza las fronteras tradicionales de las especialidades médicas. Cuidados intensivos es un tipo de atención médica y de enfermería especializada que se brinda a pacientes que enfrentan una enfermedad o lesión muy grave. Se estima que el 80 por ciento de los estadounidenses recibirán servicios de cuidados críticos en calidad de paciente o bien como familiar o amigo de un paciente durante su vida. Los ejemplos típicos de enfermedades críticas incluyen ataques cardíacos, envenenamiento, neumonía, complicaciones quirúrgicas, nacimiento prematuro y derrame cerebral. Los cuidados críticos también incluyen atención por traumas, es decir atención a personas con lesiones graves, ya sea causadas por un accidente automovilístico, heridas con armas de fuego u objetos cortopunzantes, una caída, quemaduras o un accidente industrial. Los pacientes raras veces son ingresados directamente en la unidad de cuidados críticos. Más bien, provienen de la sala de emergencia, el centro de traumatología o el área quirúrgica, donde primero se les dio atención y estabilizó. Los cuidados críticos comienzan en el momento de la enfermedad o lesión y continúan a lo largo de la hospitalización, tratamiento y recuperación subsiguiente del paciente. Las enfermeras de cuidados críticos brindan un alto nivel de enfermería especializada para dar atención continua y total al paciente. Sus habilidades y presencia continua permiten a las enfermeras de cuidados críticos reconocer los cambios sutiles pero importantes en las condiciones del paciente, previniendo de ese modo que empeoren las condiciones y minimizar las complicaciones que surjan por enfermedades críticas. Las enfermeras registradas que reciben educación altamente especializada, pasan a ser certificadas en enfermería de cuidados críticos y reciben el nombramiento de "CCRN" (por sus siglas en inglés).---

Corazón rotoCorazón rojoCorazón roto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES