domingo, 21 de junio de 2009

animula vagula



animula vagula blandula

Hay un poema en latín, que es una preciosa aliteración. Lo escribió Publius Aelius Hadrianus (76-138).

Es este:


Animula vagula, blandula
hospes comesque corporis,
quae nunc abibis in loca
pallidula, rigida, nudula,
nec, ut soles, dabis iocos.

Un amigo portugués me lo ha traducido, a su lengua, que es también una lengua de poetas:


Alminha, vagabunda, blandiciosa,
Do corpo a moradora e companheira,
A que lugares tu te vais agora,
Tão palida, tão rígida, tão nua?
Nem mais às graças te darás de outrora.

Yo casi no me atrevo a ponerlo en español. Aunque alguien dijo (creo que fue Carlos I, de España, y V de Alemania) que el español es "la lengua para hablar con Dios"... Yo sólo me atrevo a dirigirme a mi alma íntima, con mi lengua de trapo...
Mas, bah: aquí la tienes:



Alma, vagabunda y cariñosa,

huésped y compañera del cuerpo, ¿dónde vivirás?

En lugares lívidos, severos y desnudos

y jamás volverás a animarme como antes...

.....

¿Se va muriendo mi alma?

-


Rosa marchitaCorazón rotoRosa marchita


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES