martes, 21 de enero de 2020

Antología y florilegio


Antología y florilegio
Estamos hablando de un mismo concepto. Antología sería la palabra escogida por un lector con gustos, y conocimientos, en lo griego; mientras que florilegio sería elegido por un amante de lo latino, más próximo quizás a nuestra lengua. "Antos" es flor, en griego; mientras que los latinos decían "flos."
Ambos significan lo mismo: una colección de fragmentos literarios, seleccionados por un motivo concreto, de uno o varios autores.
A mí particularmente la lengua griega siempre me resultó más farragosa, y por eso la memoria ha tomado una revancha para su olvido. Nunca fui muy "antófago" (comedor de flores) que digamos; y tengo escasos recuerdos agradables de las impuestas traducciones de Tucidides o Herodoto. Ambos eran muy amantes de contar historias de las guerras, y a mi las guerras, como que no!!!

Tengo que reconocer que también Julio César, el romano, me abrumó más de la cuenta con sus infatigables crónicas de la Guerra de las Galias. Me tuve que chupar muchas. Pero, para mi disculpa, las encontré siempre más graciosas. Eran, a veces, como las guerras de Astérix y Obélix, que aparecían casi en paralelo ante mis ojos en las horas de recreo.

Y sobre todo hay autores latinos que me enamoran, y espero que me nutran, siempre: Virgilio, Horacio, Ovidio, Cicerón, Catulo...
Por eso le voy a dar el primer puesto (en esto que al fin y al cabo quería contar hoy) al "florilegio". El "florilego" ("florilegus" que decía Ovidio) es el que selecciona flores. Pero no sólo por su belleza, sino más bien por su "suco". Quiero decir, en latín, "succus"; que es el jugo de los cuerpos, de las plantas, y de las flores. También podría ser el suco del ingenio... "succus ingenii".
Para conceder a una antología mi decisión de ser "antófago" me tiene que convencer de que su conjunto sea muy jugoso, y bello en su totalidad y esencia. De lo contrario sería una macedonia. Esto último sucede a menudo con antologías de poetas que no son poetas.
Yo, a pesar de los años, reconozco que soy un jovenzuelo imberbe en estos temas. Apenas me asoma un suave bello sobre el labio superior, una barba primeriza ("flos genae"); lo que se dice un bozo. Y escondo mi timidez tras un embozo.

                                 (agf)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ENCUENTRO POÉTICO EN SAN MIGUEL DE ESCALADA, "edición "on line" - 2020, TOMA CERO

El año pasado celebramos el X ENCUENTRO POÉTICO EN SAN MIGUEL DE ESCALADA. Este 2020 tan extraño debería ser el año del "Diez más un...