domingo, 3 de diciembre de 2017

sefarad

Conocer a ciertas personas es una suerte.
Tenerlas como amigas es un privilegio. 
Tenerlas en nuestra casa: un honor.
Y disfrutar de su trabajo, en una sesión privada de ensayo, en nuestro jardín... un lujo:
¡¡¡una delicia "sefardí"!!!

Gracias, Sara Marina y Emilio Villalba
Por todo.
***

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES