jueves, 28 de diciembre de 2017

NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE

La imagen puede contener: cielo, noche y exterior
***
La megalomanía no suele ser nada buena.
Los Marqueses de Prado fueron un mucho megalómanos. Y al parecer no eran bien vistos, - ni tratados -, en el pueblo de Renedo de Vadetuejar, donde levantaron su palacio. Aunque poco lo usaron. 
El Palacio, grande era un rato. Y tenía piedras para dar y repartir en toda la provincia. Así se hizo, a lo largo de los años, incluso por sus mismos propietarios, que acudían muy poco a su palacio...
 La imagen puede contener: exterior
Cuando se pensó en levantar la nueva Basílica de La Virgen del Camino, se trató en reutilizar las piedras de Renedo; pero no quedaban bien con el nuevo proyecto y su idea más moderna. Y se desecharon: las piedras y la idea.
Así las cosas, otro personaje también megalómano, - Don Luis Almarcha - aprovechó la ocasión para poner (aunque fuera de una forma muy desordenada) piedras y piedras y piedras... en la construcción del Hospital de los Curas, al lado de la misma Catedral.
Y ahí tenemos el resultado. Quizás bello a los ojos de los poco observadores. Pero poco respetuoso con el origen de las piedras y de su imagen originaria.
Ahora no es ni Palacio, ni hospital de los curas... ni nada que se parezca a la pretenciosa mansión de los Marqueses de Prado. 

Lo dicho: "no es oro todo lo que reluce". Aunque en la foto lo aparente.
La imagen puede contener: cielo, noche y exterior

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES