lunes, 25 de diciembre de 2017

¿crepitar o crotoreo?



******
Mi abuela nunca supo quien fue Ramón Gómez de la Serna. Ni conoció su hermoso invento literario, que fueron las greguerías. Pero sabía hacerlas.
Un día, mirando desde el corral de la casa hacia la torre de la iglesia, me dijo: "Escucha, niño, cómo "crepitan" las cigüeñas".
Yo era tan niño que no supe, ni quise, corregirla. Luego, en la escuela, aprendí que el ruido tan especial que las zancudas hacen con sus picos se llama "crotoreo".
Más tarde he descubierto que mi abuela, sin saberlo quizás, estaba haciendo una hermosa "greguería". Estaba poniendo en su sencilla prosa una imagen o metáfora parcial y sorprendente de un aspecto de una realidad... ¡¡¡tan bella!!! 
Y ahora reconozco que mi abuela era aún más sabia y más docta. Quizás sabía (seguro que de memoria) el romance procedente de Leiva (La Rioja), - uno más de los que traían y llevaban los peregrinos del Camino de Santiago -, conocido como el "Romance de la Virgen Peregrina". En una de sus estrofas dice, en dos versos:



"Sobre el viejo campanario


la cigüeña crepitaba"... 



***
¡Cuántas veces, mirando, ensimismado, cómo se queman los palos en la chimenea, me trasporta al lado de mi abuela su crepitar, que suena al ruido especial de las cigüeñas!

¿No me crees? 
¡Pruébalo, anda! 
 ¿Es crepitar, o crotoreo?:

_______

Para Rafael Alberti 
el "canto" de la cigüeña 
bien puede ser una nana:


@@@@

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES