viernes, 20 de enero de 2017

Santa María de Escalada: Ave, rosa sin espinas...


La imagen puede contener: 2 personas


"imaginación de una virgen" 

(San Epifanio, 320-404)



Me quedo ante la virgen,
solemne y románica,
lleno de seguridad
y de confianza.
Me mira la madre con ternura;
y en sus rodillas
reposa un dios sencillo,
hecho un pequeño niño,
que me mira, jugando.
Pienso en la fe del artista
y en sus manos anónimas,
que moldearon la vida hueca
de un árbol cortado.
El árbol era vertical
y - sin dejar de ser árbol -
se ha tumbado.
Se ha hecho horizontal,
como la ancha sonrisa de los niños.
La madre, sin dejarlo notar,
sonríe.
Yo creo que su sonrisa es para mi;
y no es verdad:
sus ojos y sus labios
son también horizontales.
Y sus manos también:
son la universal donación del hijo,
que juega en su regazo.
Quiso el artista medieval
que miraramos a la santa:
"no de grande estatura
pelo ligeramente dorado,
trigueño; ojos vivos,
pupila aceitunada,
cejas en arco como el azabache,
nariz medianamente alargada,
con los labios rojos y suaves:
de suave hablar
y de obediencia;
contorno del rostro
en ovalo ligero...
y sus benditas manos
delgadas , muy delgadas"...

© Comisión de Donantes Pro-Virgen Santa María de Escalada


#########

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES