jueves, 26 de noviembre de 2015

el sólido argumento


el sólido argumento

Ni siquiera vivimos
en un mundo líquido.
Un gas y un humo etéreo,
sin fundamento, nos ofuscan,
consumiéndonos.
Nos engañan los yelos
de los grises y humanos conocimientos,
que simulan grados de cohesión
inexistentes.
No queremos conocer la tercera dimensión
que un dios puso en nosotros.
No creemos en nuestra solidez,
ni en nuestra densidad,
ni en la firmeza
del único argumento necesario para salvarnos.
Así nos va. El argumento debiera ser
el razonamiento ontológico
que nos ha de llevar
a lo único intangible que podemos tener
al alcance de las almas:
la perfección y la belleza.

(agf/26.11.2mil14)
#

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES