miércoles, 21 de enero de 2015

paremias de enero



No sé si soy estalactita o estalagmita.
Mas, poco me preocupa.
Lo que sé es que estoy creciendo,
a fuerza del caer de gotas
lentas, continuas, misteriosas,
eternas...
que adornan las platónicas cavernas
de la idea.
Soy palabra que crece.
(agf/21.01.2mil15)



¡¡¡Qué tonto soy!!!

Jugando a la lotería,
me conformo con un décimo premiado...
Cuando tengo en mis manos
todas las series del gordo 
de la vida...
y las deshecho.
(agf/enero/2mil15)

- Ay, amor, amor, amor, amor...
si eres campana sin badajo
no me sirves de nada.
- Quedo muy bien en la espadaña...

- Ay, y para qué?, si no me dices nada.
Necesito una lengua caliente
que me taña;
que me despierte, tocando una canción;
que me abra los ojos, los oídos y la boca;
que me rompa los labios con sonrisas;
que me revele todo lo profundo que me atañe;
que me voltee en el aire,
que me toque a rebato el corazón...
y me arrebata.
- Mas, soy de bronce. Así me hicieron...
- Sí, pero en un horno. En un crisol
que derrama fuego en una fragua.
Y duerme en ti el fragor
que me enamora. Que me ha de enamorar.
Aviva en mi hogar el mudo rescoldo que me guarda,
- tapado -, la cernada.
Sopla, campana. Canta;
dame los repiques
de los verbos amorosos inefables.
(agf/21.01.2mil15)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES