domingo, 4 de mayo de 2014

Día de la Madre



Foto por cortesía de Vicente García (León)
del Ágora 12.

¡Mamá!... 

La vida es un gran cúmulo 
de círculos concéntricos,
suspendido en el cielo
como una nube algodonosa.
Cuando yo mamaba de tus mamas,
y aún no sabía andar,
pendía de ti. Absolutamente.
Ahora,
cuando tu regazo está vacío y estéril,

tú dependes de mi. Definitivamente.
Acógeme en tu pecho,
aunque no beba ya
la savia blanca de tus senos.
Acóchame, mamá.
Coge mi mano; cógemela.
Llévame, firme; guíame, seguro...
Quiero re-nacer, ¡mamá!
Acariciame los sueños con tu voz.
Quisiera volver a ser un cúmulo en el cielo...
O un niño dormido,
al cobijo de tus nanas. 


                                             ###

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES