lunes, 7 de abril de 2014

LA GATA EN PRIMAVERA


A la semana siguiente de San Blas, cuando febrero colgaba chupiteles en la tapia, hubo una noche de pasión felina en el vecino huerto de la casa. Larga noche de maullidos de placer y de alboroto, que nos trae ahora - pasados 65 días -, el resultado:
La gata esta preñada, gorda como una vaca diminuta, a punto de parir...; y un poco huraña. 



Calculó bien la gata. Va a tener los gatitos mejores...

"Los de abril son para mi;
los de mayo, pa´mi hermano...
los de junio, pa´ninguno!!!"


... y los de agosto, no digamos... Ni aunque los metas en el horno "espantarán la rabina"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES