sábado, 22 de marzo de 2014

el potro




El potro de herrar es (era) una estructura para sujetar los caballos y las vacas, para hacer fácil ponerles herraduras, o hacerles curas en sus patas.
Se compone de cuatro postes verticales de piedra, o de madera, sobre los que se soportan vigas de madera que permiten amarrar de la forma adecuada a los animales.
Las principales partes del potro son:
- yugo con coyunda; es decir: yugo y correas para la cerviz del animal.
- ganchos para las coreas o cordeles - delantera y trasera -, que pasan por debajo de la panza del animal, a fin de elevarlo del suelo.
- palos: puntales oblicuos apoyados en los postes traseros;
- palanca: viga que se pasa delante de las patas traseras por debajo de la panza del animal, para izarlo; y que se encaja por ambos lados en los postes traseros.
La herradura que se pone a las vacas se denomina "callo". Y se adapta con golpes de martillo sobre un yunque - y recortes, si hace falta - hasta calzar cómodamente la pezuña de la res, que también era tratada, recortada, saneada, como si de una pedicura se tratara. Se cose a la pezuña con tres o cuatro clavos, remachados; y una pestaña ajustada en la parte alta.

En San Miguel de Escalada aún se conserva el "potro"; aunque un poco desastrado, y en la sala ruinosa de la vieja fragua. Nos tememos que ambos, fragua y potro, estarán ahí por poco tiempo...
Sería un "error" perderlo: peor aún que el no utilizarlo (por desuso), pues ya no se calzan "herraduras".


Comentarios: 

  • Esla.-  Una pregunta, sin ningún tipo de "maldad".....en estos sitios se ·CALZAN" políticos.....
  • SME.- Amigo Esla... 
    Por ser de la zona, sabrás que en los tiempos que llaman ahora de "no democracia" (???)... funcionaban, con el sentido común, los Concejos. Estos estaban formados por los "homes bonos" del lugar; y al frente, como alcalde, ponían al más
     entendido... (igualín que ahora, jejejejeje). Y con el sentido común, (y por el bien común), se hacían las ordenanzas. Si había algún espabilado que "se las pasaba" en provecho propio, funcionaban algunos rmedios un poco salvajes, pero eficaces: la picota, el royo, el pilón... y este mismo "potro". Allí se ataba a estos desaprensivos, y se les limpiaba a fondo las uñas... de todo lo que habían robado, o pretendido robar.
    Aquello sí que era "democracia", de la buena.

  • SME.-... Esto me hace pensar que quizás debiera cambiar el título del álbum... "SERÍA UN HORROR DEJAR PERDER EL POTRO DE LOS POLÍTICOS ERRANTES", ¿no te parece?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES