jueves, 13 de noviembre de 2014

KEN FOLLET, UMBERTO ECO...Y AMADO CANCELO

 En estos últimos tiempos ( esto fue publicado en 20 enero, 2009 ) ha estado de moda mediática Ken Follet. El año pasado estuvo en Vitoria, presentando, desde la Catedral alavesa, su última novela "Un mundo sin fín", una secuela de su gran éxito "Los Pilares de la Tierra". Toda una gran operación de marketing.
 A mi me cae mejor Umberto Eco, otro gran divulgador de los misterios de la Edad Media. Divulgador o novelador. No sé lo que es primero. Su novela "El nombre de la Rosa" tiene para mí mucho más valor de investigación, de ensayo. Y de misterio. De todos modos, la acción de su novela es más moderna que la de otro divulgador y novelero de imágenes que pusimos de moda hace un año en León: el monje Maio. El autor mediático de moda en el siglo X en Escalada.
Os voy a contar una historia anecdótica. Bueno, dos:
Hace muchos años, Umberto Eco se perdió en nuestro Priorato de San Miguel de Escalada, de incógnito. Fue un turista más. Anónimo. Apenas preguntó cuatro cosas del cenobio mozárabe y sus dos iglesias. Ojeó las lápidas grabadas, midió a pasos, y con los ojos las medidas del templo, de los ábsides, del claustro, de la explanada, del monte y la vaguada, del horizonte y del cielo… Y se fue, como había venido, silencioso.
Hace muchos años, Umberto Eco tuvo acceso al manuscrito iluminado de Maio. Quiero decir al original que ahora tienen en la Morgan Library de New York. Es uno de los pocos privilegiados que lo han tocado, ojeado y hojeado. Minuciosamente.   
                      
¿Necesitaría Maio, y nuestro Monasterio de Escalada un genio mediático como Ken Follet, o como Umberto Eco? Quizás sí. O quizás no. Ya los tenemos. (No se olviden de un nombre: Vicente García Lobo). Sólo hace falta ponerlos en boato, en moda mediática, en campaña de propaganda y de marketing. ¿Pero, sabemos?. Es hora de atrevernos.



Amado Cancelo no es precisamente un novelador mediático. Aunque bien pudiera serlo. Ni siquiera es un divulgador (en lo que divulgar tiene de público y de propaganda). Le supera la humildad y la modestia. Amado Cancelo es un ex-vulgador. Y me explico: Amado busca la historia en las raices del pueblo (vulgo: conjunto de la gente popular, sin una cultura ni una posición económica elevada. Lo que no quiere decir inculto). Y la saca, la extrae, sencilla y entrañable. Sencilla a la vista, cuando te pones a leerla. Pero complicada, compuesta y enrevesada, cuando le tocó a Amado componerla. Yo lo sé, porque él me enseñaba sus cuadernos.
   Hace unos años Amado Cancelo nos presentó, sin demasiado boato, un laborioso e interesante trabajo, rico en datos y fuentes, sobre el Concejo de San Miguel de Escalada, a través de los tiempos, que mereció el Premio de Libro del Año, por el Instituto Leonés de Cultura:
“El Concejo de Val de San Miguel de Escalada” 
Autor: D. Amado Cancelo García , León 2000. Libro de autor, imprime Gama Gráficas, León.

De ese libro bien se podría sacar el escenario para determinadas estampas dignas de un best-seller. Todo es cuestión de atrevimiento:
… Algunos dicen "interpretar" que Maio hizo este beato (de Escalada) en Tábara, porque murió allí. Y que aquí no hubo taller de beatos porque no hubo torre. Y no es cierto. Este torreón, ahora truncado, tuvo dos pisos. Y esta galería de arcos tuvo cuatro lados: un verdadero claustro, y muchas oficinas.
"Para subir a la habitación principal está la escalera en dicho soportal, contiguo su principio a dicho segundo arco, y por cuanto se considera no haberlo estado antes ni ser su sitio correspondiente, se promoverá a la oficina que se elija por dicho Prior presente (Juan González Quiñones/10 de marzo de 1760), a la que se dará de ancho cuatro pies y medio libres, de uno o dos trozos, con mesilla, zancas de negrillo o roble, pasales de lo mismo o álamo o chopo, los que tendrán tercia de huella ;y de alto, cuarta, poco más o menos, pasamano, solera y antepecho, cerrando a tablajunta, y otra escalera para el desván de un trozo, dos zancas, pasales de tres pies y pasamano, desembarca en el corredor que se dijo… "
(Documento de la obra de reparación de la Casa de Escalada, Año 1760, Copia literal, Apéndice Tercero, de la obra de Amado Cancelo García,
"El Concejo de Val de San Miguel de Escalada", página 390).


                   Amado Cancelo, antes de morir, – el día 23 de octubre de 2008 -, nos repitió su tesis. Nos la amplió. Y nos la dejó escondida, - debido a su humildad y su modestia -, en su nuevo libro:
"TRAYECTORIA HISTÓRICA Y MONUMENTAL DEL MONASTERIO DE SAN MIGUEL DE ESCALADA"
Cuadernos de San Miguel de Escalada,
de Don Amado Cancelo García.
León/Octubre de 2008

Amado Cancelo compartía conmigo, – o yo con él – una ilusión, o una utopía: la reconstruccíon, ¡al menos virtual!, de la Abadía de Escalada. Y de todos sus misterios.

###

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES