sábado, 23 de noviembre de 2013

evocación del porvenir

Evocación de mujer


¡Qué pobre es evocar
sólo el pasado!
Si evocar se queda tan sólo en la memoria;
si solamente se recuerda por sutiles
semejanzas;
si nada más se recurre al suceso
puntual y vano...
perdemos lo que de llamada misteriosa
esconde esta palabra: "evocación"...
"Evocación": convocatoria
al misterioso e imperceptible espíritu, 
¡¡¡hasta que salga!!!
Evocar es el "chamar para fora" que dicen los portugueses;
es el "trazer à lembranÇa ";
es decir: disponer la senda propicia a la memoria,
para traer aquello que nos es tan misterioso, a nuestra mente. 
La evocación - esa llamada, digo -
es invocar con palabras o conjuros al espíritu;
llamarle sólo, 
sólo llamarle... 
sin pedir ni ordenar cualquiera otra cosa 
que pueda quedar en el deseo.
Volver a la verdadera raíz 
de "evocación",
puede - ¡debe! - llevarnos 
a la repetida llamada humana 
- con ansias de lo divino -
que nos hace el futuro para el que estamos convocados. 

(agf/23.11.2mil3)

...........

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES