lunes, 12 de noviembre de 2012

mandar a hacer puñetas




A los adornos de las bocamangas de los jueces,
que caen sobre los puños, se les llama "puñetas"...
Cuentan que ese trabajo, minucioso, era encargado a las mujeres presas,
en cárceles lejanas. De ahí viene el dicho de "mandar a hacer puñetas".
Es decir: enviar a alguien muy lejos, y a sitios poco agradables. 
¡¡¡A ver si de esta vez los jueces se atreven a "mandar a hacer puñetas"
a los bancos usureros!!!  

###


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES