martes, 19 de junio de 2012

La vida...



Decía Benjamin Franklin que el tiempo es la materia de la que está formada la vida. Y es verdad. Pero sólo la materia; y la materia sola no basta.   El tiempo es la duración de las cosas sujetas a cambio, o de los seres que tienen una existencia finita. Pero hay, en la vida, infinitudes, que la llenan de sentido...o se lo quitan. Como el llanto de un bebé recién nacido, el puchero de la madre, una travesura, una sonrisa, un beso, muchos abrazos, alguna zancadilla, lo inefable de ser padres, la inexplicable pérdida... y otra vez el llanto, confundido. 

###
................       

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES