miércoles, 15 de febrero de 2012

en minúscula: me gusta y no me gusta

 
en minúscula:

me gusta ese artilugio que es un asiento con respaldo, en general con cuatro patas, donde cabe sólo una persona, cómoda. me gusta poner a mi caballo un escudo repujado. me gusta el trono de los prelados y de los jueces. me gusta pasear como un bebé, entre curioso y despistado. me gusta jugar a portar a la reina en el trono de unos brazos de lacayos juguetones. me gusta apoyar las manos y los antebrazos en el trono de la reina. me gusta que me lleven en litera mis criados. me gusta plegar y guardar el asiento de mis posaderas, al modo de los turcos... pero no me gustan los infiernos eléctricos de los americanos y la madre que los parió. 
no me gusta que ese invento tenga ruedas: ni cuatro, ni tres, ni dos... no me gusta que se les hable a las personas en ruedas de prensa, no. no me gusta la rueda del solomillo, la rueda de un melón, ni la rueda que chupan los deportistas vagos. no me gusta que los negocios les vayan sobre ruedas solamente a los ricos, y a los desaprensivos. no me gustan las sillas de ruedas: ni las manuales, ni las eléctricas... ni la madre que las parió. 


                                                                     

 
                                                                   ###  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES