jueves, 27 de octubre de 2011

Envejecer




Envejecer


Envejecer es durar, permanecer;
tras escalar pausadamente una montaña.
Envejecer es subir, trepar;
y encumbrarse 
en el mayor grado posible 
de perfección que es respirable - aspirable - a la condición humana.  
Envejecer es ir dejando en la camino de la vida
las fuerzas, en jirones. 
Y allí arriba, en la cima,
mirar con ojos libres,
extender la mirada más azul, más amplia y más serena.
Envejecer es peinar canas;
y encanecer,  ponerse cano el pelo.
Igual que las montañas de las cumbres,
albas de nieve, cargadas de primaveras; 
igual que los algodonales de las nubes,
cargados de primaveras, - otra vez de primaveras - allí arriba. 
Allí arriba, me sobrarán las fuerzas
bien gastadas; 
allí arriba descansarán mis ojos de la fatigosa miopía,
que es la falta de perspicacia de los jóvenes,
y la cortedad de su alcance de miras. 
Y mi vista cansada será libre, amplia, serena...
                                                                      ... y añil,
que es el sexto color del arco iris.

(agf/27.10.2mil11) 
###

NOTA IMPORTANTE: 
(NOV/2mil15)
cuatro años más tarde, 
este poema sigue vivo.
Lo revive una amiga, lectora sensible, 
rapsoda increible...
y POETA. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES