lunes, 5 de septiembre de 2011

para servir: ¡servir!




Servir
 
Si servir es ser criado,
- sirviente - de alguien o de algo,
yo (en sentido llano) no sirvo ni a cristo.
Si servir es pagar 
con mi trabajo
a una empresa fulana,
yo me rajo en el tajo.
Si servir es poner la comida 
en el plato,
y esperar las propinas de los prójimos
ricos, 
en ellos me cago.
Si es servir en la copa 
el vino a los guapos,
me meo en sus vasos.
Si servir es rezar y adorar 
a los dioses,
yo, inculto, me rio del culto.
Si servir es ser apropiado
para ciertas tareas ingratas,
rehuso las cartas.
Si servir es valer,
ser de uso,
me niego a tener utilidad de bolsa o de saco:
tengo roto el culo. 

Si servir es ayudar,
trabajar voluntario,
¿en qué puedo servirte?
Si servir es jugar a las cartas,
y asistir al palo que manda en la mesa,
yo me hago un renuncio.
Si servir es sacar la pelota
en el tenis,
rompo la raqueta.
Si servir es aprovecharse de algunos,
incautos e ingenuos,
me cago en sus muertos. 
Si servir es tener bastante,
me doy por servido. 
O quizás:
si servir es no tener bastante,
                                            yo me doy por servido. 
Porque: "para servir...
¡servir!". 

(agf/05.09.2mil11)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES