miércoles, 8 de septiembre de 2010

agarrarse a un clavo ardiendo



"Agarrarse a un clavo ardiendo" es una locución muy coloquial que sirve para decir: "valerse de cualquier medio, por difícil o arriesgado que sea, para conseguir algo".
Dejadme que me agarre al clavo ardiendo de una traducción poética del colofón de Maius... Y si no consigo lo que ansío, no será por mi defecto; ni por falta de ganas y de riesgo en la interpretación. Este "agarre" no es "concluyente", ya lo sé. Pero tampoco lo son los clavos ardientes que otros defienden ardorósamente...
El autor del Beato de Escalada, además de contar las historias sagradas, de "interpretar" las palabras arcanas y extrañas del libro más raro de la Biblia - el Apocalipsis -; y además de ilustrarnos candorosamente su libro con diapositivas, nos firma su obra y nos invita a la "interpretación", por medio de unos versos acrónimos, cuyas iniciales conforman su sobrenombre: MAIUS.
A la cabecera del poema va su nombre real: RECESVINTO, que fue un abad concreto de este cenobio.Acrónimo, formado de acro: elemento, extremo, prefijo... y onyma: nombre. Significa palabra formada por las letras o sílabas iniciales de las partes de un término compuesto. No nos paramos a pensar, por ejemplo, que RADAR es un acrónimo: de radio+detection+and+ranging; o que MOTEL, lo es de motor+hotel. Porque no "interpretamos" las palabras.
Vamos al poemilla del Abad Recesvinto, llamado MAIO. Y leamos sus palabras. No nos dejemos llevar por alguna mala traducción o "interpretación" de sus términos, que algunos, puede que de buena fe, nos han establecido. La historia es un cúmulo de errores, según se cuente.
La "interpretación" más extendida y aceptada, como una verdad de la Biblia es esta:
¡Que suene la voz de los fieles, que suene y resuene! ¡Que Maius, en verdad pequeño, pero animoso, se alegre, cante, resuene y clame! Recordadme siervos de Cristo, los que morais en el monasterio del excelso mensajero de Dios, el Arcangel Miguel. Escribo en honor de tan alto patrón por mandato del Abad Victor y por amor al libro de la visión de Juan, el discipulo amado. Para embellecerlo he pintado una serie de miniaturas para las maravillosas palabras de sus "storiae", para que los prudentes temas la llegada del juicio futuro. Así este libro, de principio a fin, se termina en la era de dos veces dos y tres veces trescientos y tres veces dobles diez. Gloria al Padre y al Hijo Unigénito, al Espíritu Santo y a la Trinidad por todos los siglos de los siglos hasta el fin de los tiempos.
El acrónimo de MAIUS se forma con las primeras letras de los distintos versos.Y en poesía, - lo expresa muy bien Don Antonio Colinas -, las palabras dicen más de lo que sus letras dicen:

Memento... recordadme...
Ad honoren...
Interelusdecus...
Ursuppleti...
Sit gloria Patri...

El verso que tiene la clave de "Maio, igual a Recesvinto", es este:

Ad honorem patroni arcangeli scribes ego, imperansque abba victoris...

que, en palabras poéticas, puede muy bien traducirse:

Yo escribo este libro en honor del Arcangel, y mandando, gobernando, -imperansque, ( imperans: gerundio de impero-as-are) y que (lo que es igual a et, : y: lleva el sentido copulativo - como abad, así cumplo un deseo íntimo...¡ya tenía yo ganas, ya! (victor es término común; no nombre propio )

Para el gran poeta latino Virgilio, victor es el que ha conseguido su objetivo o cumplido su deseo)... Ser “victor” es haber cumplido un anhelo, largamente acariciado . Y esto no es una elucubración, que conste. Es, sin duda, una razonable "interpretación"...
...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES