miércoles, 29 de julio de 2009

Villapadierna, Villa "padierna"



Villapadierna: donde las cigüeñas anidan en la ruina y la historia fue escrita en una lápida.

El otro día tropecé las fotos que había sacado hace unos años en una escapada fugaz al pueblo de Villapadierna. Bueno: a su Castillo.

Helas aquí:





Villapadierna, - "villa paterna" - tiene una historia intermedia: entre la antigua, - desconocida casi -, y la actual, que es casi irrelevante, como la de todos los pueblecitos leoneses. Esa historia intermedia habla de que fue durante siglos señorío de esposas de reyes, y de infantes bastardos. No me llaman demasiado la atención los intereses de Doña Berenguela, esposa del Rey Alfonso IX. Ni tampoco los afanes guerrilleros de las sucesivas generaciones de "los Enríquez". Dicen que Don Fadrique Enríquez, Almirante de Castilla, levantó el Castillo de Villapadierna para defenderse de los ataques de los humanos. Murallas, torreones, fosos y almenas. Hoy están en la ruina. Así pasa la gloria mundana.

Una desconocida historia antigua de Villapadierna - quizás su protohistoria - estaba en el río Esla, a más de dos kilómetros del castillo. Y está escrita en una lápida:
"A los dioses Manes,
Cangilo puso este momumento a su tío Vinoro,
hijo de Segisamo, Vadiniense de 35 años. Aquí yace".


Se atribuye la noticia a los siglos II ó III después de Cristo. Y está ilustrada con dos árboles (probablemente "tejos", que son símbolo de la eternidad), y un caballo. Me interesa esta historia sencilla. Por eso voy a comentarla:

Dioses Manes:

"Manes" era un dios doméstico, junto a lares y penates. Eran los protectores del hogar. El padre cabeza de familia, oficiaba ceremonias religiosas en las viviendas, en las que se hacían ofrendas.

Vadiniense:

tribu cántabra, astur, o leonesa. O las tres cosas juntas. La enigmática Vadinia fue una de las nueve ciudades citadas por Ptolomeo en su obra Geográphica, hablando de las guerras de los romanos con las tribus de esta zona. O una extensa comarca que iba desde Cangas de Onís, subiendo por las aguas del río Sella; hasta llegar a Villapadierna, bajando por las aguas del Esla, el viejo Astura. Vadinia procede del celta: "vad-ved", que significa agua.

Cangilo;

bien pudiera ser "cancilo", que procede del celta "kanká", "kanki", que significa rama, retoño, joven hombre o joven muchacha.

Vinoro:

procede también del celta, "viros", que significa hombre. Los latinos también llamaban "vir" al hombre, claro...

Segisamo:

otra vez del celta: "seg", fuerza, victoria; y "samos" ó "amos", que es una forma de superlativo.
...

 Quizás Villa-Padierna tenga mucho que ver con los dioses Manes (de los padres), con los Vadinienses,(con la Vadinia inexacta), con el joven Cangilo, con su tío Vinoro, o con el abuelo forzudo del muchacho, Segisamo...



Bombilla 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES